Connect with us

Producción de cine

“Lo primero es la calidad del corto, eso va por encima de todo”

Nacho Solana, director de cortometrajes

Published

on

Nacho Solana estudió Dirección en la ECAM antes de trabajar en los departamentos de producción, montaje y realización de numerosos proyectos audiovisuales, casi siempre con la productora cántabra “Burbuja Films”. En el mundo del cortometraje se estrenó en 2008 con “#7 “, una comedia histórica que funcionó muy bien y fue seleccionada en más de 70 festivales. A partir de ahí muchos proyectos más. “On My Mind”, “Intercambios”, “Aptitudes”, “Namnala”…

Después de haber firmado ya varios cortometrajes, ¿qué te anima a seguir escribiendo y rodando nuevos cortometrajes?

Aunque suena a tópico, lo único que puedo responder a por qué hago cortos es porque no tengo más remedio. No hay nada que me guste más que dirigir ficción, desde el desarrollo del proyecto, hasta el estreno y distribución. Me encanta. Si tuviera más tiempo, y más dinero, haría más cortos, y largometrajes, y todo lo que pudiera desarrollar. Puede parecer con esta respuesta que me vale con dirigir cualquier idea, pero tampoco es eso, es que las ideas que me enganchan, tiran de mí hasta que consigo sacarlas adelante.

¿Qué dificultades tiene un director de cortos para sacar su proyecto adelante?

Lamentablemente muchas. La respuesta que resume todas es la falta de dinero, que desemboca en otras dificultades. Al no haber dinero, ni posibilidad de sacar rendimiento económico a un corto, empiezan a aparecer problemas de agenda, porque no puedes dedicarte solamente a hacer cortos, problemas de equipo técnico, porque no puedes tener todo lo que tu historia necesita, y problemas de equipo humano (técnico y artístico), porque no puedes pagarles. Y una vez que el corto está rodado los problemas siguen, sin dinero la edición suele posponerse mucho tiempo, y también falta a menudo dinero para la distribución y promoción. Pero no he venido a quejarme, yo siempre he pensado que hay que tirar para adelante, con dinero y sin dinero. Hay ideas muy baratas para cuando no se tiene un duro.

Por cierto, ¿Es rentable hacer un corto? ¿Cuanto cuesta de media ?

No. Sin peros. Hay una idea generalizada de que con un corto ganas premios y te puedes forrar, pero no es así. Cada año salen igual uno, o dos cortos que consiguen cubrir con premios el dinero invertido, pero a mí no me ha pasado nunca. Ninguno de mis cortometrajes han recuperado el dinero invertido de mi bolsillo, ni siquiera el primero “#7” que ganó cuatro premios y circuló por un montón de festivales.

En cuanto al valor medio de un corto, yo creo que no se puede poner una cifra que aplique a nivel general. Mi cortometraje más caro “Namnala” me costó, sin contar distribución, 5.000€, pero “Intercambios”, que funcionó muy bien, ¡costó sólo 4€! Y yo no he tenido la suerte de conseguir producciones así, pero he estado en rodajes de cortometrajes con 30.000, 50.000 y más de 100.000€ de presupuesto. Estas cifras de todas maneras, están “amañadas”. Al no cobrar el equipo técnico y artístico, y tirar de material de la productora con la que colaboro, “Burbuja Films”, consigo sacar adelante todos los proyectos. Sin su ayuda yo no podría hacer esto.

¿Crees que en España se valora el cortometraje?

A nivel de público creo que cada día se valora más. Durante los últimos años han proliferado las plataformas online para visionado de cortos y los festivales. Cada día hay más público que sabe que existimos y que disfruta los cortometrajes, aunque sea en su casa. Sin embargo a nivel institucional (y no digamos industrial) la valoración es casi nula. Puedes haber hecho decenas de cortos que se hayan visto y aplaudido en todo el mundo, pero si no tienes un largometraje, parece que no eres nadie. ¡Y en España tenemos muy grandes cortometrajistas!

“Aptitudes” y “Namnala”, tus dos últimos cortometrajes, están justo ahora viajando de festival por festival. ¿Los cortometrajes se hacen solo pensando en los festivales?

No y sí. En mi caso la motivación inicial no es, “voy a hacer un corto, que no tengo nada para mover por festivales”, la motivación es contar la historia y sacarla adelante, aprender haciéndolo y tener un resultado del que sentirse orgulloso. Pero una vez terminado, aunque hay una pequeña ventana para vender los cortometrajes o colgarlos en plataformas de Video On Demand, la verdad es que el único circuito por el que promocionar tu trabajo son los festivales.

Tu primer cortometraje, “#7”, fue seleccionado en mas de 70 festivales internacionales. ¿Puedes explicarnos cómo conseguir mover un cortometraje con éxito?

¡Ojalá supiera cómo hacerlo! “#7” funcionó de maravilla, pero mis siguientes cortos no siempre han funcionado tan bien. El éxito en festivales surge de un equilibrio entre la calidad del corto, su duración, su género, su temática, sus actores… hay mil variables. Y saber moverlo, ¡claro! “#7” lo empecé moviendo yo, sin tener apenas idea, con bases de datos online de festivales de cortos, pero en cuanto empezó a despegar lo puse en manos de una distribuidora especializada.

¿Qué crees que valoran más los festivales a la hora de seleccionar una pieza ?

Lo primero es la calidad del corto, eso va por encima de todo. Luego va el género y la temática, en cada festival tienen que encontrar un equilibrio para su programación, y les viene bien cumplir una cuota de comedia, de cine social, de drama, de cine de género… El palmarés previo del corto es muy importante, las selecciones son como una bola de nieve rodando por una ladera, la primera es difícil, pero en cuanto empiezan a acumularse, caen con más rapidez. La duración también es importantísima. Es más fácil que encajen en una programación apretada un corto de 5’ que uno de 15’. Luego están los actores, que pueden ser un buen tirón para algunos proyectos.

Por cierto, ¿Qué consejo le darías a la gente que esta empezando en el mundo del cortometraje?

Empiezo la entrevista y la acabo con un topicazo. Hacer cosas sin parar. Si tienes dinero, hazlas grandes, y si no lo tienes, pequeñas. El cine está en la mano de todo el mundo, y si quieres hacer cortos, aunque los libros y las escuelas están estupendas, lo único que verdaderamente necesitas, es organizar las ideas, buscar ayuda de compañeros y lanzarte a hacerlo.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Advertisement
3 Comments

3 Comments

  1. Maria

    06/06/2014 at 20:11

    Muy buena entrevista !

    • Rodrigo Espinel

      06/06/2014 at 20:22

      Gracias María !

  2. pedro

    11/06/2014 at 03:53

    cuando se habla de la calidad de un corto, habría que especificar que lo que se valora, injustamente, es la calidad
    técnica, es decir, los medios y el dinero que se han invertido, pero no la calidad artística, el saber desarrollar una historia, su originalidad, y su contenido más allá de la anécdota. Así, no es de extrañar que el cine sea un fenómeno agotado, a excepción de las superproducciones. Al poder no le interesa la creación, ni la poesía, ni la cultura, ni a sus perros críticos, pagados por él, tampoco. El cine ha muerto, ¡viva el cine de autor!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido