Connect with us

Producción de cine

“La nueva Ley del Cine dota de mayor rigor a la hora de hablar de financiación”

Jaime Rodríguez Diez, abogado socio de “Diez & Romeo”

Published

on

Experto en Derecho Audiovisual y Telecomunicaciones, Jaime Rodríguez Diez ejerce actualmente como abogado en su propio estudio “Diez & Romeo” además de impartir clases en CESMA Business School y en el Centro Universitario Villanueva (UCM). En esta entrevista conversamos con él sobre el Real Decreto Ley aprobado el pasado 14 de mayo que modifica la Ley del Cine de 2007. Una nueva norma que sustituye las ayudas procedentes de lo recaudado en taquilla (ayudas a la amortización) por ayudas anticipadas.

Cómo experto legal en materia audiovisual ¿Qué valoración haces del nuevo decreto ley aprobado?

Con el nuevo Real Decreto parece que se intenta amortiguar la actual inseguridad económica que hay en el sector, ya que se convierte en algo complejo, por no decir imposible… encontrar financiación privada y préstamos de las entidades bancarias.

La clave de este decreto es una reorganización de las ayudas a la amortización, que empezarán a pagarse antes de que comiencen los rodajes. ¿El nuevo texto consolida la seguridad jurídica del sector a la hora de levantar financiación para sus proyectos?

Anteriormente había que esperar para poder cobrar, es decir, las ayudas eran a posteriori y en función de los resultados en taquilla. Parece que el Real Decreto Ley que modifica la Ley del Cine de 2007, (aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 14 de mayo) dota de mayor rigor a la hora de hablar de financiación ya que al menos los productores conocerán de antemano la cantidad de dinero público con el que contarán.

¿Podrías explicarnos en que va a consistir el nuevo sistema de puntos para acceder a las nuevas ayudas concedidas “a priori”?

Este sistema de acceso a las ayudas se efectuará mediante una fórmula de puntuación automática, para ello se atenderá, entre otros aspectos, a la solvencia técnica del beneficiario, a la viabilidad económica y financiera del proyecto, a su difusión, su relevancia cultural española y europea, su carácter innovador así como al impacto socioeconómico de la inversión esperada en España.

Por otro lado la ayuda máxima que podrá recibir nunca podrá superar los 1,5 millones de euros ni el 50% del coste de la película, y se irá percibiendo en tramos desde la aprobación hasta el estreno.

Ayúdanos a comprender, ¿Qué más novedades destacarías del nuevo texto? ¿Cuáles es la letra pequeña de la nueva Ley del Cine?

Además de estos cambios, la modificación de la ley sirve para introducir algunas actualizaciones y mejoras técnicas relacionadas con la calificación de las películas, la coordinación del sistema de ayudas con el nuevo régimen de incentivos fiscales y el régimen sancionador.

Por otro lado, el Gobierno ha aprobado un crédito extraordinario de 16 millones de euros para el pago de las ayudas a la amortización de largometrajes correspondientes a 2014 y 2015. Los 16 millones de euros engrosarán el Fondo de Protección de la Cinematografía de este 2015, que pasa de 36,5 millones de euros a 52,5 millones.

El nuevo sistema de ayudas anticipadas comenzará a aplicarse a partir de enero de 2016 y tendrá un periodo de adaptación de tres años, en el que convivirá con la aplicación de la ley de 2007. ¿Qué producciones se verán afectadas?

Efectivamente, este sistema entrará en vigor a partir de 2016, aunque coexistirá con el anterior modelo hasta 2018. La idea es evitar el prorrateo del año 2014, cuando no se pagó la totalidad de las ayudas por falta de fondos (el presupuesto del ICAA era muy escaso).

Por cierto, ¿Opinas que la aprobación de este decreto es una prueba de que las relaciones entre el sector y el gobierno están mejorando?

La reforma de la Ley del Cine es una mano que tiende el gobierno al sector, pero hay que recordar que se ha efectuado en plena campaña electoral. Aún no está por abordar la bajada del IVA cultural, que es necesario.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido