Connect with us

Producción de cine

“Hay que adaptar la distribución a unos modelos de exhibición que están cambiando”

Herminio Cardiel, director de cortometrajes

Published

on

El vallisoletano Herminio Cardiel es una de las grandes promesas del cortometraje español. Empezó trabajando en televisión pero se dio cuenta de que lo suyo era el cine y decidió arriesgar. Y no le ha ido mal. Sus últimos cortometrajes han estado seleccionados en festivales de medio mundo. Malaga, Nueva York, Orlando, Valladolid, Aguilar de Campoo, Medina del Campo… Actualmente preparar su primer largometraje.

Ya he rodado mi corto, ¿y ahora qué?

Queda toda la labor de postproducción, incluidos montaje, etalonaje, mezclas… una vez el corto terminado debes escoger qué quieres hacer con él. Muchas son las opciones con las que juegas. Desde subirlo directamente a Internet. A empezar por el circuito de festivales (ya sean nacionales o internacionales). Posibilidad de venderlo a alguna televisión, video on demand, plataformas de pay per view… Hasta hacer un dvd y venderlo. Tu eres dueño de ese “producto” así que tú decides de qué manera quieres llegar a la gente. Porque no lo olvidemos, lo que queremos con esto es contar historias. Que lleguen a la mayor gente posible.

¿Qué crees que valoran más los festivales a la hora de seleccionar un cortometraje?

Creo, vamos quiero creerlo, que los festivales se fijan en la historia global. Se fijan en la calidad técnica y artística, sí. Sobre todo si sobresalen de los demás. Pero finalmente te tiene que llegar una historia con unos actores que te hagan meter en la historia

¿Cómo ha sido tu experiencia con agentes de venta y distribuidores? ¿Recomendarías trabajar con ellos? Pues la verdad es que forman parte del entramado audiovisual. Es una parte más; recordemos: producción, distribución, exhibición…

Y a nivel profesional claro que recomiendo trabajar con distribución. Contribuye a seguir con la industria cinematográfica, que avance, que cada faceta se profesionalice. Y sinceramente, son empresas que se dedican a ello, eso se nota. Conocen los entresijos de festivales, televisiones… y sin ellos, de primeras te puedes ver un poco perdido. A parte que la tarea de distribución requiere mucho tiempo al día. Y yo sinceramente, siempre que pueda trabajar con distribuidora, lo voy a hacer.

¿Crees que dentro del mundo del cortometraje son necesarias nuevas ideas respecto a la distribución para responder a la situación actual?

Claro… el cine evoluciona. Evolucionan las formas de exhibición; y si evoluciona en los largometrajes, los cortometrajes van a la par, no son menos. Por eso hay que adaptar la distribución a unos modelos de exhibición que están cambiando. Realmente, van a facilitar las cosas. Si nos fijamos en las nuevas costumbres sociales, muy posiblemente consigamos que se consuman más cortometrajes.

¿Cómo ves Internet en los nuevos modelos de negocio del cine?

Facilita mucho ciertas maneras de exhibir películas. Sobre todo páginas de video on demand en las que pagas por ver la película que quieras. Quieras que no, la gente está cambiando las conductas sociales (la de meterse en la sala de cine y ver una película). Es una pena, pero así es. La gente muchas veces (por lo que sea) prefiere ver una película en casa. Pues es preferible también facilitar esa proyección en cada casa por internet. Internet debe ser tratado como un poderosos aliado, en vez de verlo como amenaza. Puede complementar muy bien el mercado de salas de cine y DVD/BluRay.

Por cierto, ¿Es posible rentabilizar un cortometraje?

Claro. Es difícil pero se puede. Lo que no tienes que hacer es pensar antes de rodarlo que te vas a forrar con un corto. Yo prefiero pensar que es poner dinero a un fondo perdido. Así, ganas en salud si después ves que el cortometraje no funciona o no recupera lo invertido. Pero hay maneras de recuperar en cierta medida lo que te has gastado. Ya sean subvenciones a corto realizado, ventas a webs y televisiones, o incluso si va muy bien muy bien, rentabilizas con los premios que ganas en festivales. Pero reitero, es difícil.

Más allá de la financiación… ¿Cual es la mayor dificultad que has encontrado a la hora de sacar adelante tus proyectos?

Jajaja… haces bien en remarcar lo de la financiación. Ya que suele ser el problema principal que engloba todo. Si quieres hacer un plano con grúa, pero no hay dinero para grúa, lo haces más sencillo. Si no hay dinero para todas las luces que quieres, simplificas o ruedas con luz natural. Si no hay dinero para trasladar a todo un equipo para rodar en la playa, pues lo haces en una piscina… Sí, tienes razón que es el principal problema.

Pero bueno, puedes encontrarte otros de otra índole. Ya sean problemas derivados de fallos humanos o fallos de las máquinas que se vean reflejados en los brutos rodados y te lleven a replantearte en montaje otra manera de contar la historia. Problemas de producción, por ejemplo querer una localización y no conseguir los permisos y que la administración o lo privado no se bajen del carro O también problemas a la hora de que ves que rodado no se entiende tanto como quieres y eso repercute a que no termine de cuajar ni en festivales. Una dificultad muy grande, por lo menos para mí, son los ciertos entresijos burocráticos a la hora de pedir permisos, subvenciones, calificaciones… muchas veces dan demasiados dolores de cabeza y tiran para atrás a mucha gente.

¿Cómo valoras el papel que juegan los cortometrajes españoles en el extranjero? ¿Estamos al nivel de las circunstancias?

Por mi experiencia personal y la de compañeros cortometrajistas, yo creo que el cortometraje español goza de una salud envidiable. Estamos viviendo un momentazo de creatividad y producciones que nada tiene que envidiar a muchos largometrajes. Y muchos tienen más repercusión extranjera que muchas de las películas rodadas aquí. Y vas a festivales del extranjero y te percatas que los cortos españoles tiene mucha presencia (incluso en bastantes se organizan secciones sólo de cine español). Yo creo que es una cosa de la que se puede presumir. De las grandes cosas que está haciendo el “corto español”. Y eso debería ser reconocido en el sector cinematográfico.

En varias ocasiones has comentado que tu siguiente proyecto posiblemente sea un largometraje. ¿Cuales son los principales problemas que estás encontrando como director novel?

Básicamente el que confíen en ti. En tu idea. En tu proyecto. Pero aún ni con ésas puedes tenerlas todas contigo. Ya que pueden confiar en lo que hayas propuesto y empezar con el proyecto; pero no encontrar el presupuesto necesario para hacerlo y que se quede todo en agua de borrajas (cosa que ya me ha pasado). Y un problema grande es el desgaste. El que veas que no llega el momento. Que nadie apuesta por ti. Que ningún proyecto llega a buen puerto. Y pierdes las ganas. Y te vienes abajo. Conozco a muchos grandes directores que les ha pasado y da mucha pena. Porque seguro que son capaces de contar grandes historias. Yo de momento, soy optimista. Veremos a ver dónde terminamos. Espero que contando las historias que quiero, o me dejen (hasta ahí puedo leer de momento, jejeje…).

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido