Connect with us

Producción de cine

“Desde antes del estreno de la primera ya estábamos pensando en la secuela”

Gonzalo Salazar-Simpson, productor de “Ocho apellidos vascos”

Published

on

Productor de cine con una basta experiencia y director de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid (ECAM), Gonzalo Salazar-Simpson está detrás de grandes éxitos recientes de nuestro cine como “No habrá paz para los malvados”, “Al final del camino” u “Ocho apellidos vascos”. Hoy conversamos sobre “Ocho apellidos catalanes”, su última producción, que en menos de dos semanas en taquilla ya se ha convertido en la película más taquillera del año.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que decidas apostar por él?

Nuestro historial de películas demuestra que no nos centramos en ningún género ni ningún target objetivo específico. Creemos que es más importante “cómo” se hacen las cosas que “qué” cosas se hacen. De modo que el único requisito de un proyecto para que apostemos por él es que nos enganche y que creamos que puede terminar siendo una buena película.

“Ocho apellidos catalanes” se coló en su primer fin de semana en el top mundial de películas más taquilleras tras alcanzar los 7,6 millones de euros de recaudación, multiplicando por 2,5 lo que hizo su predecesora. ¿Esperabais tan buena acogida?

Que su arranque haya sido mucho mejor que su predecesora no es sorprendente. La estrategia de estreno de esta secuela ha sido la de un block buster con 755 pantallas, mientras que la primera tuvo un estreno mucho más modesto. Aunque haya arrancado mejor, la cifra final probablemente sea inferior a la primera, cuya curva de consumo en taquilla no tenía precedentes. Dicho esto, no esperábamos un arranque así, el sábado había un Madrid-Barça a las 18:30 y eso afecta mucho a la taquilla global.

Tan solo un año, ocho meses y seis días separan el estreno de una y otra película, ¿En qué momento os disteis cuenta que no podíais dejar pasar la oportunidad de hacer la secuela?

Desde antes del estreno de la primera ya estábamos pensando en la secuela. De hecho nos llegamos a plantear tenerla escrita antes del estreno, pero pensamos que era mejor esperar y ver la reacción del público antes de decidir el camino que debía seguir la secuela.

Hablemos un poco de la producción de “Ocho apellidos catalanes”. ¿Cuál ha sido el principal reto al que os habéis enfrentado?

Todo en la producción de la secuela ha supuesto un reto. La responsabilidad de hacer una secuela de la película más taquillera es enorme, sabíamos que el espectador iba a exigir más en todos los sentidos y teníamos que estar a la altura. Todo ello manteniendo el objetivo de reflejar Cataluña y Sevilla como lo hicimos con Euskadi, como lugares bonitos a los que merece la pena ir. Todas las localizaciones catalanas están en Gerona y nos costó mucho decidirnos porque es un lugar impresionante, pero el pueblo de Monells ha absorbido gran parte del rodaje. También rodamos en Sevilla, que consideramos que se ha retratado correctamente, y en Madrid en la reconocible estación de Atocha. Aunque el equipo es casi idéntico al de la primera, en aspectos más técnicos y complejidad de rodaje también nos hemos esforzado más, con más semanas de rodaje y más mimo en casi todos los departamentos y procesos. Sinceramente creemos que se nota en el resultado.

¿Con qué presupuesto contabais? 

El presupuesto era superior al de la primera y, como es lógico, tenía menor número de limitaciones adscritas al plan de financiación. Esto nos ha dado más libertad a la hora de elegir cómo hacer la película. Es difícil valorar qué ha sido lo más caro del rodaje, pero sí te puedo decir que lo más complejo han sido los castellers y la semana santa sevillana.

¿El marketing es la asignatura pendiente del cine español?

Siempre hemos pensado que las películas deben tener una campaña “suficiente”, entendiendo por suficiente aquella que consigue fijar la atención del potencial espectador. Esto que parece una obviedad no es tan sencillo de conseguir con el volumen de información que recibimos. En cuanto al porcentaje respecto del presupuesto considero que es una magnitud poco significativa, insisto en el término “suficiente”, que está referido a la información que recibe un ciudadano y no al presupuesto de la película.

En este caso concreto las posibilidades de llegar al espectador y que este retenga la información son mucho mayores a las de la primera parte. Informar de la existencia de algo nuevo siempre es más difícil y necesitas un mayor número de impactos. En el caso de esta secuela tan esperada, probablemente con un impacto es suficiente para que el potencial espectador sepa de qué se trata y retenga la fecha de estreno.

La participación de una cadena de televisión ha demostrado en el historial de películas que es de vital importancia. El apoyo que recibes mejora el posicionamiento de la película y mejora su difusión.

En cuanto al exterior, sinceramente creo que en España hacemos muy bien las cosas y el diseño de campañas nada tiene que envidiar a las que se hacen en otros países. La principal diferencia podría aplicarse a un lanzamiento mundial de un block buster frente a un lanzamiento en un solo territorio.

Finalmente. Observando los últimos éxitos comerciales de Atresmedia y Telecinco Cinema, parece que por fin las televisiones han sabido convertir la obligación de invertir el 5% de sus ingresos que marca la Ley del Cine en una oportunidad de negocio. ¿Cómo afecta positiva y negativamente todo esto a la industria?

Los departamentos de cine de las televisiones están compuestas por magníficos productores y profesionales del cine, lo que sin duda genera un porcentaje alto de aciertos en las películas en las que se involucran. Y no solo aciertos en taquilla, sino también grandes aciertos al emitirse en sus canales. Las magníficas audiencias que están obteniendo las películas españolas nos animan a todos los productores independientes y, estoy convencido, también a las televisiones que, si esto sigue así, verán en el cine no solo una oportunidad de negocio en taquilla sino también un contenido con gran potencial en parrilla.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido