EN LAS REDES

Producción de video digital

4 mitos sobre el «uso legítimo» de contenido de terceros en YouTube

Publicado

el

Según la Wikipedia, el uso justo, uso legítimo o uso razonable es un criterio jurisprudencial desarrollado en el sistema del derecho anglosajón, el cual permite reutilizar material protegido por derechos de autor sin necesitar permiso del dueño de dichos derechos, por ejemplo, para uso académico o informativo.

Cada país tiene sus propias leyes para determinar cuándo es correcto utilizar material sin el permiso del propietario de los derechos de autor. La legislación española de propiedad intelectual, por ejemplo, es mucho más estricta que la estadounidense; pero como YouTube es una empresa americana administra sus contenidos bajo la legislación de Estados Unidos.

Sin embargo, pese a que su legislación contemple lo que en inglés se conoce como el «fair use», esto no quiere decir que valga todo. Es un juez quien determinará en último caso si se ha hecho un uso razonable del contenido de un tercero basándose en factores como por ejemplo la finalidad del uso (incluso si dicho uso es educativo sin ánimo de lucro) o la cantidad y la naturaleza de la parte utilizada en relación con el total de la obra protegida por derechos de autor.

Mi recomendación es que siempre trates de subir contenido 100% original a YouTube y que antes de utilizar contenido de terceros te informes bien de cómo realizar un contenido legítimo del contenido de otros. Y sobre todo, que no te creas falsos mitos que corren por Internet en torno a este tema.

Cómo bien explica el propio YouTube en su página, estos son los mitos más comunes:

  • «Si cito el nombre del propietario de los derechos, mi uso es automáticamente legítimo». No. No es tan fácil como eso. Frases del tipo «Todos los derechos son propiedad de su autor» o «El contenido no es mío» no implica automáticamente que estés haciendo un uso legítimo de un material sobre el que no has hecho ninguna transformación.
  • «Si incluyo una renuncia de responsabilidad en el vídeo, mi uso es legítimo». No hay palabras mágicas. Incluir la frase «No tengo intención de infringir los derechos de autor», no te protegerá automáticamente ante una reclamación por infracción de derechos de autor.
  • «Si utilizo los vídeos para entretener o sin ánimo de lucro, mi uso es automáticamente legítimo.» Lo siento, tampoco sirve de nada avisar de que no tienes intención de ganar dinero con tus vídeos utilizando contenido de terceros. Simplemente el contenido no es tuyo.
  • «Si creo material original y lo añado a una obra con derechos de autor que pertenece a otro usuario, mi uso es legítimo.» Aunque le des tu toque personal al contenido de otro, sigue sin ser justo su uso, especialmente si tu nuevo vídeo no aporta nada nuevo a la obra original. Piensa que el «fair uso» sobre todo está pensado para poder realizar noticias periodísticas, críticas y parodias (por ejemplo de una peli), contenidos educativos o de investigación.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México. Desde 2018 trabajo en el departamento de producción de Morena Films (Madrid).

Publicidad
Deja un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Producción de video digital

Filmarket Hub abre convocatoria de guiones de audio series

Publicado

el

La plataforma online Filmarket Hub, colaborando por primera vez con una empresa de audio para ofrecer a su comunidad un fácil acceso al creciente segmento de las historias narradas, acaba de abrir una nueva convocatoria PitchToPro con la que busca seleccionar y presentar guiones de «audio series» a Audible, uno de los mayores creadores y distribuidores de contenido digital de entretenimiento en audio (audiolibros, podcast y otros formatos de audio) a nivel mundial propiedad de Amazon.

Una iniciativa que busca descubrir guiones de serie de alta calidad para ser producidos por Audible como audio dramas, especialmente para sus oyentes españoles y alemanes. La convocatoria permanecerá abierta hasta el 28 de abril y podrán inscribirse guionistas y productores de todo el mundo con proyectos en español, alemán o inglés.

De entre todos los recibidos, 15 proyectos serán seleccionados por Filmarket Hub y presentarán sus ideas al equipo de Audible’s Original en reuniones virtuales one to one con la seguridad de que un mínimo de dos proyectos serán opcionados por Audible por una cantidad de 5.000€.

¿Suena bien, ¿no?

Definitivamente el mundo del audio está explotando como una nueva y fascinante forma de contar historias e impactar audiencias globales para los creativos tradicionales del cine y la televisión. Estamos entusiasmados de colaborar con Audible y poder ofrecer esta oportunidad a la comunidad internacional de guionistas y productores de Filmarket Hub” explica Bernardo Gómez, cofundador de Filmarket Hub.

Sigue leyendo

Producción de video digital

¿Y si los influencers estuvieran también obligados a cumplir con la Ley General de la Comunicación Audiovisual?

Publicado

el

UTECA acaba de emitir un comunicado en el que  insta al Gobierno a aplicar, sin más dilaciones, la actual Ley General de la Comunicación Audiovisual (la misma por la que rigen su actividad las cadenas de televisión que operan en nuestro país) a los influencers que suben a las plataformas sus propias creaciones de vídeos.

Una medida que la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto cree que ayudaría a garantizar la protección al menor y acabar con los numerosos incumplimientos detectados en materia de publicidad.

Según defienden, la aplicación íntegra de la ley a los influencers permitirá «avanzar en la necesaria igualdad en derechos y obligaciones entre todos los prestadores de servicios audiovisuales, sea cual sea su tecnología y soporte de emisión».

Y recuerdan que, precisamente en su informe sobre el Anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, la CNMC citaba un estudio interno en el que técnicos del organismo de supervisión habían analizado 657 vídeos subidos por influencers a las plataformas más populares de intercambio de vídeo, constatando que “en una gran parte de los contenidos que emiten estos agentes en las plataformas de intercambio de vídeo existen comunicaciones comerciales no identificadas o contenidos audiovisuales que pueden ser perjudiciales o inapropiados para los menores”.

El estudio entraba al detalle de lo observado en algunas de las más conocidas. Así, respecto a los vídeos de Youtube y Twitch señalaba que “lo más relevante, por su presencia en más de la mitad de los vídeos visionados, es la existencia de contenidos que pudieran vulnerar la normativa sobre protección de los menores y de comunicaciones comerciales” y en cuanto a IGTV la CNMC alertaba de que “también se ha apreciado una alta exposición de contenidos comerciales por parte de estos agentes sin la debida identificación de los mismos”.

UTECA asegura que el análisis de la CNMC «confirma todas las alarmas sobre la ausencia de controles y el riesgo que supone para los menores, colectivo vulnerable de especial protección» y por eso reclama al Gobierno que actué ya, al igual que ya lo han hecho otros países europeos como Austria, Noruega o Bélgica. En Alemania, por ejemplo, la autoridad de regulación y supervisión del audiovisual se ocupa también de estos nuevos agentes audiovisuales.

Desde la asociación empresarial consideran que «cualquier otro tratamiento es una discriminación injustificada que dificulta un entorno competitivo equilibrado, además de ser una amenaza real para la efectiva protección de los menores» y asegura que la aplicación de la ley actual a estos nuevos agentes audiovisuales está amparada en la sentencia del 2015 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que consideró “programas” a los videos cortos que crean y difunden. Y, por tanto, “servicios audiovisuales sujetos a regulación”.

Pero leyendo el último párrafo de su comunicado, en el que proponen someter a la Ley General de la Comunicación Audiovisual sólo a los creadores de contenido más grandes (consideran que sólo sería preciso delimitar aquellos vídeos y canales que tengan un número mínimo de suscriptores, visualizaciones e ingresos económicos), yo me pregunto si realmente lo que les preocupa a los miembros de la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto es la protección de los menores.

Y es que tanto Mediaset como Atresmedia han afrontado varios expedientes sancionadores precisamente de la CNMC por vulnerar el horario protegido.

¿De repente se han hecho unos santurrones o realmente lo que les preocupa (como es normal) es la pasta que están dejando de ganar? Los anunciantes obviamente llevan tiempo apostando fuerte por los creadores de contenido online porque saben que cuentan con audiencias fieles que devoran sus videos y pasan de la televisión. Y por eso pagan lo que haga falta. ¿Para que invertir el dineral que invertían antes en televisión si la televisión no es capaz de captar la atención de los targets que persiguen?

No seré yo quien defienda que no es necesario regular un poco ese salvaje oeste en el que se ha convertido el consumo de contenidos audiovisuales online. Dudo que nadie con dos dedos de frente defienda la eliminación por ejemplo la calificación de las películas por grupos de edad. ¿Por qué no hacer algo similar en internet?

Pero seamos un poco honestos con los argumentos señores, lo que les pasa es que les pica el bolsillo.

Sigue leyendo

Producción de video digital

¿Todavía hay hueco para creer en YouTube en este 2021?

Oscar Marrón te explica en este nuevo video, basándose en las métricas de 2 canales reales, por qué todavía hay espacio para seguir creciendo en YouTube en este 2021.

Publicado

el

Sigue leyendo

Lo más leido