EN LAS REDES

Producción de video digital

4 mitos sobre el «uso legítimo» de contenido de terceros en YouTube

Publicado

el

Según la Wikipedia, el uso justo, uso legítimo o uso razonable es un criterio jurisprudencial desarrollado en el sistema del derecho anglosajón, el cual permite reutilizar material protegido por derechos de autor sin necesitar permiso del dueño de dichos derechos, por ejemplo, para uso académico o informativo.

Cada país tiene sus propias leyes para determinar cuándo es correcto utilizar material sin el permiso del propietario de los derechos de autor. La legislación española de propiedad intelectual, por ejemplo, es mucho más estricta que la estadounidense; pero como YouTube es una empresa americana administra sus contenidos bajo la legislación de Estados Unidos.

Sin embargo, pese a que su legislación contemple lo que en inglés se conoce como el «fair use», esto no quiere decir que valga todo. Es un juez quien determinará en último caso si se ha hecho un uso razonable del contenido de un tercero basándose en factores como por ejemplo la finalidad del uso (incluso si dicho uso es educativo sin ánimo de lucro) o la cantidad y la naturaleza de la parte utilizada en relación con el total de la obra protegida por derechos de autor.

Mi recomendación es que siempre trates de subir contenido 100% original a YouTube y que antes de utilizar contenido de terceros te informes bien de cómo realizar un contenido legítimo del contenido de otros. Y sobre todo, que no te creas falsos mitos que corren por Internet en torno a este tema.

Cómo bien explica el propio YouTube en su página, estos son los mitos más comunes:

  • «Si cito el nombre del propietario de los derechos, mi uso es automáticamente legítimo». No. No es tan fácil como eso. Frases del tipo «Todos los derechos son propiedad de su autor» o «El contenido no es mío» no implica automáticamente que estés haciendo un uso legítimo de un material sobre el que no has hecho ninguna transformación.
  • «Si incluyo una renuncia de responsabilidad en el vídeo, mi uso es legítimo». No hay palabras mágicas. Incluir la frase «No tengo intención de infringir los derechos de autor», no te protegerá automáticamente ante una reclamación por infracción de derechos de autor.
  • «Si utilizo los vídeos para entretener o sin ánimo de lucro, mi uso es automáticamente legítimo.» Lo siento, tampoco sirve de nada avisar de que no tienes intención de ganar dinero con tus vídeos utilizando contenido de terceros. Simplemente el contenido no es tuyo.
  • «Si creo material original y lo añado a una obra con derechos de autor que pertenece a otro usuario, mi uso es legítimo.» Aunque le des tu toque personal al contenido de otro, sigue sin ser justo su uso, especialmente si tu nuevo vídeo no aporta nada nuevo a la obra original. Piensa que el «fair uso» sobre todo está pensado para poder realizar noticias periodísticas, críticas y parodias (por ejemplo de una peli), contenidos educativos o de investigación.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México. Desde 2018 trabajo en el departamento de producción de Morena Films (Madrid).

Producción de video digital

5 novedades en YouTube que debes conocer ya

Descubre con este nuevo vídeo de Oscar Marron algunas de las ultimas novedades que se han aplicado en YouTube sobre ingresos y crecimiento.

Publicado

el

Sigue leyendo

Producción de video digital

¿A qué ritmo sigue creciendo Netflix?

Publicado

el

Netflix, en su informe trimestral con los resultados correspondientes al segundo trimestre de 2020 que ha publicado en su web, asegura que en los últimos tres meses ha registrado unos ingresos de 6.148 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 24,9% con respecto al mismo periodo de 2019.

De hecho, con 720 millones de dólares, el beneficio neto registrado por la compañía ha crecido un 165% en los últimos tres meses marcados a nivel global por la pandemia del coronavirus en los que la compañía liderada por Reed Hastings ha sabido atraer a 10,1 millones de nuevos suscriptores acumulando ya un total de 192,95 millones a nivel global.

En total este año ya acumulan 26 millones de nuevas cuentas lo que supone más del doble de las que consiguió en el mismo periodo del año pasado (12 millones). Sin embargo no tienen claro que puedan mantener este crecimiento en lo que queda de año. Son conscientes de que el tercer trimestre del 2019 fue histórico gracias al impacto positivo de las nuevas temporadas de Stranger Things y La Casa de Papel, algo que será difícil de repetir, pero tampoco les preocupa demasiado: «Continuamos viendo que las fluctuaciones trimestrales en el número neto de nuevos suscriptores de pago no son tan significativas a largo plazo«.

Por otro lado, en la carta dirigida a sus accionistas, el líder del SVOD reconoce que los gastos en contenido y marketing han sido más bajos de lo planificado ya que la crisis sanitaria ha retrasado algunos gastos planificados y pone de manifiesto que el beneficio neto por acción a día de hoy se situa en 1,59 dólares vs los 0,60 dólares de hace un año.

Ted Sarandos, coCEO

Netflix también ha aprovechado la carta para anunciar el nombramiento de su actual jefe de contenido, Ted Sarandos, como coCEO de la compañía. El responsable de que a día de hoy más de la mitad de los títulos en la plataforma a día de hoy sean originales compartirá con el cofundador Reed Hastings. “Ted ha sido mi socio durante décadas. Este cambio hace formal lo que ya era informal: que Ted y yo compartamos el liderazgo de Netflix”, asegura Hastings en la carta.

Sigue leyendo

Producción de video digital

10 tipos de videos que no vas a poder monetizar en YouTube

Publicado

el

Si ya estás monetizando los vídeos de tu canal de YouTube, seguro que no necesario que te recuerde que es crucial que tu canal siga las políticas de monetización de la plataforma, las cuales abarcan las normas de la comunidad y las políticas sobre derechos de autor, así como las Políticas del programa AdSense. Además, también debes cumplir las directrices de contenido adecuado para anunciantes.

Pero es probable que tras revisar tantas normas te termines haciendo un lio.

Por eso, para ponértelo fácil y evitar tentaciones, aquí tienes una lista de 20 tipos de vídeos que de arranque, ya te digo, que no vas a poder monetizar en la plataforma de vídeo de Google:

  1. Contenido repetitivo o sin sentido que no aporte nada nuevo ni valor educativo.
  2. Contenido producido en masa, mediante plantillas o de forma programática.
  3. Vídeos que ya han subido anteriormente muchas veces otros creadores.
  4. Vídeos en los que exclusivamente se lean materiales de terceros, como pantallazos de un sitio web.
  5. Recopilaciones de canciones de varios artistas (aunque tengas su permiso).
  6. Canciones idénticas a las originales, salvo que las hayas modificado de alguna manera.
  7. Presentaciones de diapositivas o texto en movimiento de valor educativo limitado o nulo y con poca información nueva.
  8. Recopilaciones de vídeos cortos procedentes de otras redes sociales.
  9. Fragmentos de series de televisión editados donde no aportes nada nuevo.
  10. Vídeos que promocionan el contenido de otros creadores aunque tengas su permiso.

Y ya de paso, para adelantarme a tus dudas, aquí te dejo 5 tipos de vídeos que por el contrario si vas a poder monetizar sin problema:

  1. Varios vídeos que empiecen y terminen igual, pero el grueso del contenido sea diferente.
  2. Vídeos de reacciones a otros vídeos donde hables y analices el contenido original.
  3. Una escena de una película donde has cambiado el guion y grabado voces nuevas.
  4. Fragmentos de vídeos que no has creado tu (por ejemplo un trailer) que ayudan a contextualizar una crítica o reseña.
  5. Repeticiones de un evento deportivo donde explicas los movimientos acertados y desacertados que realizó un atleta.

Sigue leyendo

Lo más leido