EN LAS REDES

Producción de cine

No te preguntes qué puede hacer un YouTuber por ti

“Alianza” es la palabra clave.

Publicado

el

El día de su investidura, el 20 enero de 1961, John F. Kennedy pronunció una de sus frases más recordadas. Aquello de “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”.

¿Qué tal si llevamos la cita a nuestro terreno?

“No te preguntes qué puede hacer una marca por ti, pregúntate qué puedes hacer tú como YouTuber por la marca.”

O viceversa:

“No te preguntes qué puede hacer un YouTuber por ti, pregúntate qué puedes hacer tú como marca por un YouTuber.”

 ¿Creéis que muchos marketeros o influencers se hacen alguna vez esta pregunta?

Me temo que no. Y ese es el problema, creo. Que ni unos ni otros han entendido la gracia del nuevo paradigma que se nos plantea.

Por un lado las marcas no pueden ver a los YouTubers como los nuevos celebrities porque son mucho más que eso. Para empezar porque tienen mucha más influencia, engagement y credibilidad sobre sus comunidades de seguidores que las que consiguen alcanzar los “famosos tradicionales”. Sus seguidores son de más calidad. Realmente tienen una conexión.

Pero más allá de eso, porque cuando una marca recurre a un deportista, a un cantante o a un actor famoso para difundir su mensaje utiliza a este como un altavoz. Un altavoz bonito, pero un altavoz nada más. El deportista, cantante o actor de turno no interviene en el proceso creativo de la campaña ni mucho menos la ejecuta. Son (y perdón por la expresión) una “herramienta” más del marketero. Una herramienta que por supuesto da buenísimos resultados a algunas marcas con targets determinados.

Sin embargo, las marcas tienen que entender que los YouTubers son otra cosa. Que no están contratando la imagen de un famoso remunerado ni un canal de distribución ni un espacio publicitario, sino que se están aliando con un productor de contenido. No solo es una cara bonita con muchos seguidores. Es alguien que sabe qué tipo de contenidos les gustan y están esperando sus fans y que sabe cómo producir ese contenido.

Un productor que ha trabajado duro por crear la comunidad que hoy en día le respalda y por encontrar el estilo y el tono que adoran sus fans. Y eso hay que respetarlo al máximo porque para una marca ese video quizás solo sea “una campaña más”, pero el creador lo que se está jugando es su mayor activo: su credibilidad. Y no quiere, ni puede permitirse, defraudar a todas esos fans a los que debe su éxito.

Al mismo tiempo los creadores no pueden perder el foco de lo que es una marca: una organización que tiene como fin último ganar dinero. No invierten en publicidad porque sí. Por ser divertidos. Quizás quieran hacer un video divertido pero si invierten es porque quieren crecer, vender más, mejorar su posicionamiento… en resumidas cuentas: obtener resultados. Por eso es importante que también los creadores se pongan en su lugar y comprendan la responsabilidad de la alianza que están haciendo con esa marca.

“Alianza” es la palabra clave.

Y preguntarse:

¿Qué puedo hacer yo como marca para que este contenido que voy a producir de la mano de este influencer sea un éxito? ¿Estoy contando con él desde el principio y le estoy haciendo partícipe de la estrategia? ¿Estoy confiando en su forma de producir los contenidos? ¿Estoy dispuesto a renunciar a parte del control creativo? ¿Tengo unas expectativas realistas de lo que él me puede ofrecer? ¿Le estoy dando los medios y los tiempos necesarios?

¿Qué puedo hacer yo como influencer para que este contenido que voy a producir de la mano de esta marca sea un éxito? ¿Estoy entendiendo bien cuál es el ADN de la marca y lo estoy teniendo presente en todos los factores de la producción? ¿Estoy entendiendo realmente cuales son los objetivos de la campaña? ¿Estoy verdaderamente enfocado en los resultados que persigue la marca?

En aquel mismo discurso que citaba al principio, Kennedy había dicho minutos antes: “exploremos ambas partes qué problemas nos unen, en vez de insistir en los problemas que nos dividen”. Y creo que esa es la clave. Las marcas y los creadores de video que sepan ponerse uno en el lugar del otro y comprender, cuando trabajen en conjunto, que lo que están haciendo es una alianza (con sus pros y sus contras) vs una relación contractual serán las que destaquen en esta industria.

Una industria que además, desde mi punto de vista, está viviendo una nueva gran transformación. De hecho estamos viendo como todas las MCN están cambiando su modelo porque se han dado cuenta que el negocio no está tanto en monetizar la publicidad de YouTube de cientos de canales, como en sacar provecho al talento de los creadores de esos canales para producir contenidos digitales de alta calidad para los grandes players y las grandes marcas.

Tras una etapa de transición donde los creadores de video (viners, YouTubers, instagramers, snapchaters…) han cubierto el espacio que generaba el desencanto de las audiencias con la TV tradicional, los players tradicionales ya han entendido qué es lo que demandan las nuevas audiencias y se han puesto manos a la obra.

De forma que hemos pasado de un modelo “broadcaster / anunciante / audiencia”, a un modelo “anunciante / creador / audiencia” para ir a parar a un modelo “broadcaster + creador / anunciante / audiencia”.

Porque, como era obvio, las grandes empresas de entretenimiento del mundo no se iban a dejar robar el trono tan fácilmente. Todo se está reubicando y cuando realmente completemos la transición hacia la verdadera televisión online sólo unas pocas grandes empresas (con su estructura organizativa, su capacidad de inversión y su visión de negocio) volverán a dominar el cotarro. Poco a poco todos nos damos cuenta que los YouTubers no han llegado para desbancar a los grandes players, sino para aliarse con ellos y con las marcas, y crear entre todos el contenido que verdaderamente el espectador quiere ver.

Si nos fijamos todos los movimientos están yendo hacia ahí: Facebook y Snapchat apostando por la producción de contenidos propios, YouTube y su YouTube TV, Atresmedia y su Flooxer y o incluso la gestión que hacemos en Hitsbook de los videos UGC responde a esa nueva necesidad: producir contenidos protagonizados, coproducidos y desarrollados por los usuarios (a menudo con top influencers) pero bien cuidados y con más recorrido, para las marcas, las cadenas y los estudios tradicionales.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Publicidad
Deja un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Producción de cine

Convocadas las ayudas para la participación de películas españolas en festivales y ceremonias de premios

Publicado

el

Foto: Web del Festival de Berlín berlinale.de

El ICAA acaba de convocar las ayudas para la participación de películas españolas durante el año 2018 en los festivales y en las ceremonias de entrega de premios cinematográficos de reconocido prestigio siempre que dichas películas cuenten con una invitación previa o hayan sido seleccionadas por parte del promotor del festival o entidad convocante del premio.

El importe total de esta convocatoria asciende a 300.000 euros y los plazos de presentación de solicitudes son los siguientes:

  • para los eventos comenzados o celebrados antes de la publicación del extracto de esta convocatoria en el “Boletín Oficial del Estado”, quince días a contar desde el día siguiente a dicha publicación;
  • para los eventos que comiencen o se celebren en el tercer trimestre de 2018, comenzados o celebrados después de la publicación del extracto de esta convocatoria en el “Boletín Oficial del Estado”, siete días contados desde el día siguiente a la fecha de finalización de cada evento;
  • y para los eventos que se celebren en el cuarto trimestre de 2018, del 19 al 29 de octubre de 2018.

La cuantía individual de casa ayuda equivaldrá al importe total de los gastos subvencionables efectivamente realizados o estimados a realizar con el límite máximo previsto para cada festival o evento detallado en la lista de la convocatoria, que varía desde los 40.000 € por acudir a los Oscars con un largometraje en representación de España como nominado al “Premio a mejor elícula de habla no inglesa”, a los 1.500 € de ayuda por acudir con un cortometraje a una sección secundaria del Festival de Cortometrajes de Clermont-Ferrand.

Serán subvencionables, hasta el 100%, los gastos de campañas de publicidad, los gastos de materiales promocionales, los gastos de tiraje, los gastos de contratación de empresas de RRPP, y los gastos de desplazamiento al evento y alojamiento entre otros.

Tienes toda la informacióndetallada aquí.

Sigue leyendo

Producción de cine

¿Cuánto cobran por película las superestrellas de Hollywood?

Publicado

el

Jennifer Lawrence en el rodaje de "Red Sparrow" (2018)

En la década de los años 90 era habitual que actores como Julia Roberts, Will Smith, Tom Hanks, Jim Carrey y otros tantos cobrasen, además de una participación de los ingresos en taquilla, salarios de 20 millones de dólares por protagonizar una película. Pero hoy en día, las cosas han cambiado. Ahora las grandes estrellas de los estudios son los efectos especiales, es ahí donde se destinan las mayores partidas de los presupuestos, y en general el caché de las superestrellas de Hollywood se han resentido.

Aun así, según la revista Variety, en la actualidad algunos actores como Daniel Craig o Vin Diesel aún siguen facturando en torno a 20 millones de dólares por cinta cuando se trata de grandes franquicias, tras haber ido mejorando su sueldo tras renegociar entre entrega y entrega. Aunque ya no es tan habitual.

Otros actores están dispuestos a bajar su salario a la mitad para permanecer activos e ir intercalando blockbusters con películas más de autor. Es el caso de Leonardo DiCaprio que llega a cobrar 20 millones por hacer “Origen” y 10 por actuar a las órdenes de Quentin Tarantino en “Once Upon a Time in Hollywood”.

Eso sí, ahora cuentan con una nueva fuente de ingresos extra: sus redes sociales. Para que te hagas una idea Dwayne Johnson, que tiene  113 millones de seguidores en Instagram solicitó un millón de dólares adicional por promocionar “Red Notice”, su próximo proyecto que llegará a las pantallas en 2020, en sus redes sociales.

En el mismo artículo Variety publica una lista (ver más abajo) con las cifras que han cobrado los protagonistas de las películas más trending del momento. La encabeza Daniel Craig y los 25 millones de dólares que cobrará por hacer “Bond 25”. Aunque por lo que se ve, la media hoy en día está entre las superestrellas se sitúa entre los 10 millones de  Chris Pratt por rodar “Jurassic World: El reino caído” y los 20 millones de dólares de Vin Diesel por hacer la última entrega de “Fast & Furious”.

Sigue leyendo

Producción de cine

Abierta la convocatoria para las ayudas a la producción de cortometrajes “Seminci Factory Valladolid Film Office”

Publicado

el

Rodaje en la estación de trenes de Valladolid (Foto: Valladolid Film Office)

Si eres de Valladolid, no dejes pasar esta oportunidad.

La Valladolid Film Office, la Plataforma del Audiovisual de Castilla y León y la SEMINCI acaban de lanzar una nueva convocatoria del concurso de producción de cortometrajes Seminci Factory Valladolid Film Office” con el objetivo de apoyar a cineastas y productoras locales para dinamizar la industria audiovisual de la ciudad.

Pueden participar personas físicas y jurídicas con domiciliación en la provincia de Valladolid, que se hallen inscritas como productoras en el Registro de empresas cinematográficas y audiovisuales del ICAA o en el registro de empresas cinematográficas propio de la Comunidad de Castilla y León.

Si es tu caso recuerda que puedes presentar un máximo de dos proyectos de cortometrajes, de ficción o documental, en los que al menos deben aparecer dos localizaciones exteriores de la ciudad o provincia vallisoletana. Obviamente no podrán haber sido estrenados con anterioridad en ninguna sala comercial o festival nacional.

18.000 € EN PREMIOS

Se entregarán dos premios de 9.000 euros cada uno para la producción de los cortometrajes ganadores. Además la Valladolid Film Office dará apoyo logístico para la correcta ejecución de los trabajos en Valladolid. Y por su fuera poco, los cortometrajes ganadores se presentarán de forma oficial durante la edición 64 de SEMINCI.

Date prisa, tienes hasta el 5 de septiembre para presentar tu proyecto.

Más información aquí.

Sigue leyendo

Lo más leido