Connect with us

Producción de cine

“Yo nunca he sentido que me haya sido más difícil hacer una película por ser mujer”

Evelyne Pegot-Ogier, directora de “La hora azul”

Published

on

Licenciada en Cine y Televisión por la Universidad de la Sorbonne Nouvelle (Paris), donde compartimos aula y nos hicimos amigos, Evelyne Pegot-Ogier trabajó durante varios años en la industria audiovisual francesa antes de volver a su Perú natal, donde en el año 2010 creó PANDA Films y en el 2013 filma “La hora azul”, su primer largometraje. Hoy conversamos con ella sobre el reto de sacar adelante su ópera prima y sobre el papel que está jugando el cine peruano dentro del panorama audiovisual latino.

Hablemos de “La hora azul”. Para tu primer proyecto te atreviste con la adaptación de una novela de Alonso Cueto. ¿Cuales han sido los principales problemas a los que has tenido que enfrentarte como directora novel?

Como directora novel una se ve obligada a ser guionista, productora y directora de su propio proyecto, y sacarlo adelante. La parte más difícil fue la escritura del guión. Yo pensé que adaptar una novela iba a ser más fácil que partir de cero con un guión original, pero no fue así. Una vez que ya tuve una versión del guión que me gustaba, me presenté al Concurso, y gané. Luego de terminar la película y estar en algunos festivales, lo difícil ha sido la distribución en el Perú. Estrenar comercialmente en salas, cuando tu película no es ni de terror ni comedia, es complicado.

¿Qué supuso para el proyecto el Concurso de Proyectos de Obras de Largometrajes de Ficción organizado por el Ministerio de Cultura ?

Con este premio la película se volvió una realidad. El premio no representaba el 100% del presupuesto necesario, y seguí postulando a concursos y fondos, buscando coproductores y auspicios. No los conseguí, lo cual puede atribuirse -en parte- al hecho de que es una primera película. Y seguro a otros factores también. Después de un tiempo, decidí que iba a realizar la película con lo que tenía, en vez de esperar a ver si conseguía más.

Tu película ha sido presentada en el Festival de Chicago, Huelva, Montreal… ¿Qué tan importante es la presencia en festivales para una película “de autor” como la tuya?

No sé si mi película es considerada “de autor” por los festivales. Propongo una puesta en escena y un lenguaje muy convencional y práctico, y los festivales suelen preferir propuestas más osadas. En todo caso, para mi era importantísimo participar en festivales porque debía encontrar un distribuidor internacional para que mueva la película en el resto de territorios. Y tuve la suerte de conseguirlo en el primer festival al que fui: Montreal. Además, a veces los logos de los festivales en los que ha participado la película pueden ser un plus en el afiche, que puede generar interés en el público.

Por cierto, ¿ya hay fecha de estreno en las salas peruanas?

Queremos estrenar en marzo, pero no tenemos fecha exacta aún. Eso se define en las próximas semanas.

Si bien el Perú cuenta con Claudia Llosa como uno de sus principales embajadores cinematográficos, en general en la industria hay muchas menos directoras que directores. ¿Por qué crees que ocurre esto?

No sé cuales son los porcentajes de mujeres vs hombres. Hay menos directoras que directores, y más productoras que productores. No sé muy bien a qué se debe. El Perú es un país machista, sin duda. Pero yo nunca he sentido que me haya sido más difícil hacer una película por ser mujer. Si alguien viene y me dice que no puedo hacer algo por ser mujer, no le haría caso, ni siquiera lo consideraría. Así que tal vez no me he dado cuenta de que haya sido todo más difícil por ser mujer.

Finalmente, ¿Qué papel crees que está jugando el cine peruano actual dentro del panorama audiovisual latino?

El Perú es un país de una diversidad singular. Lo cual es una ventaja y una desventaja. Las divisiones geográficas, étnicas, culturales, inclusive a nivel de idioma, pueden generar divisiones. Pero si se saben aprovechar correctamente, pueden generar una gran riqueza cultural. Pocos países de la región tienen una riqueza cultural como el Perú. Y debe ser explotada. A nivel de cinematografía nacional, debemos tener diferentes miradas, historias, géneros. Me parece que algo se ha avanzado, porque cada vez se hacen más películas al año, y cada vez aparecen más directores. Sin embargo, la producción debe aumentar y la calidad técnica debe mejorar. Y para eso se necesita más dinero. No hay ningún misterio. La gente habla de boom o auge del cine peruano porque hay una película al año que hace más de un millón en taquilla. Eso está lejos de ser un boom.

Al Perú le falta muchísimo por aprender. Si nos comparamos con países de la región como Colombia y Chile, nosotros estamos un par de escalones más abajo. Y si nos comparamos con Brasil y Argentina, estamos varios escalones más abajo. No existe una industria del cine en Perú. La ley de cine necesita revisarse, necesitamos otros modos de financiamiento como los incentivos fiscales, un film commission, etc. Mecanismos que sí existen en otros países de Latinoamérica.

Lo que me sorprende es que todas los intentos del sector por avanzar en ese sentido son frustrados por el Ministerio de Economía y Finanzas. No me explico cómo altos funcionarios del Gobierno no apoyan el desarrollo de las industrias culturales de su propio país. Me parece primitivo.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido