Connect with us

Producción de cine

“Las salas han de encontrar su propio camino para reubicarse en el nuevo paradigma digital”

Raúl Díez, socio fundador de Youfeelm

Published

on

Youfeelm es una startup española que propone una nueva forma de disfrutar del cine. Tú eliges en qué sala y que día quieres ver una película, y Youfeelm la proyecta para ti. Cine bajo demanda. Una iniciativa dirigida a satisfacer el deseo de los espectadores de ver en pantalla grande películas a las que de otra forma no tendrían acceso. Raúl Díez es uno de sus socios fundadores, y en esta entrevista me explica más como surgió y cómo funciona la idea.

¿Qué es Youfeelm?

Youfeelm es el nuevo servicio de proyección de cine bajo demanda en salas. A través de la filosofía colaborativa o “crowd” y el concepto “chárter”, nuestra plataforma conecta a salas, público y comunidades con creadores y distribuidores de películas para organizar proyecciones de cine a la carta en salas.

¿Qué problema resuelve?

Youfeelm da respuesta a una demanda no cubierta en un segmento de mercado muy específico: el de los amantes del cine en general y muy particularmente el de los “cinéfilos selectivos” que no tienen acceso a una cartelera variada y heterogénea en sus salas de cine.

Por otro lado, existe un amplio número de usuarios que demanda películas en la gran pantalla que no ha podido ver en su momento, bien porque son títulos de cine clásico o nostálgico o porque no pudo ir en su momento o ni siquiera se ha estrenado en su ciudad.

En medio de la cadena de distribución cinematográfica, nos encontramos con un gran número de proveedores de contenido (productoras y distribuidoras) que tienen la necesidad bien de monetizar sus contenidos  y de mostrar su trabajo, especialmente importante en el caso de los nuevos creadores. Por último, en el otro extremo de la cadena de valor, las exhibidoras (salas) tienen una necesidad apremiante de monetizar, rentabilizar y amortizar unas butacas que por lo general mantienen casi vacías en las sesiones entre semana.

¿Cómo surgió la idea?

La idea nació durante una beca de estudios en Australia a finales del 2011. Uno de los socios fundadores planeaba un viaje por la isla austral y su agencia de viajes le propuso un vuelo chárter a Darwin, ciudad norteña de la isla. Además, justo en esas fechas el mismo socio  estaba muy involucrado con el club de cine de la universidad de Monash en Melbourne y además tenía un par de compañeros que estaban poniendo en marcha un proyecto de crowdfunding en Kickstarter. Todos esos ingredientes se mezclaron en su cabeza y nació la idea: sesiones chárter de películas con mecánicas de crowdfunding. El concepto abrazaba lo tradicional (los clubs de cine y los vuelos chárter) y lo moderno (las nuevas tecnologías como agregador de nichos de mercado y el crowdfunding como técnica de preventa). Nos enamoramos del concepto y cuando volvimos a España, lo pusimos en marcha.

Viendo cómo la gente cada vez más huye de las salas para consumir contenido online, imagino que más de uno os habrá dicho que era una locura apostar por la exhibición tradicional… ¿larga vida al cine en salas?

Así es. Hay quien proclama que la ventana de las salas de cine está abocada a la extinción pero nosotros no lo vemos así. Al igual que la televisión no acabó con el cine y tampoco lo hizo el vídeo doméstico, las nuevas tecnologías tampoco lo harán, eso sí, han de encontrar su propio camino para reubicarse en el nuevo paradigma digital y en los nuevos hábitos de consumo de los espectadores. Al final se trata de aportar más valor, de hacer de una proyección en salas, lo que sería un concierto para un disco de música.

¿Cómo es vuestro plan de negocios? ¿Cómo se sustenta económicamente el proyecto?

La principal fuente de ingresos de nuestro modelo es el porcentaje de taquilla de las proyecciones bajo demanda realizadas por youfeelm. Un parte imprescindible de este modelo es que se trata de un modelo de crowdfunding “todo o nada” y si no se llega al mínimo necesario para rentabilizar el pase, éste no se produce. Por lo tanto, el riesgo es mínimo.

A lo largo de este tiempo, ¿Cuál ha sido el principal reto que habéis tenido que enfrentar a la hora de poner en marcha Youfeelm?

La puesta en marcha fue dura, sobre todo teniendo en cuenta que teníamos que convencer a muchísima gente para involucrarse con un idea que era sólo eso, una idea. Además, era un idea muy innovadora y lo nuevo a veces genera cierta incertidumbre. A partir de la puesta en marcha, el reto es afianzarse, seguir creciendo y dar pasos firmes para que la #cinecracia, como la hemos bautizado, sea una nueva forma de ver el cine y que contribuya a que todos vayamos más al cine.

No vamos a negar que el emprendimiento está en la agenda política de cualquier estado, administración o gobierno, máxime en los tiempos que corren, en los que se necesitan nuevas empresas, autoempleo y creación de valor. En este sentido, aunque no diría tanto como “fácil” si es cierto que existen una serie de facilidades que te animan a dar el paso y en nuestro caso hemos contado con la inestimable ayuda de Telefónica, participando en su programa conjunto con la Junta de Andalucía Open Future además del apoyo de otras entidades como Cajasol o, a nivel local, con el programa CREA del Ayuntamiento de Sevilla.

¿Qué estructura tenéis ahora mismo? ¿Cómo estáis organizados?

Nos caracterizamos por tener una estructura muy liviana y ágil. El núcleo principal lo forman los dos socios fundadores más un equipo con tareas específicas, repartidos a lo largo de varias ciudades. Trabajamos por metodología Scrum, cada uno en su área de operaciones, haciendo la mayoría del trabajo coordinadamente.

¿El servició está enfocado en algún tipo de películas en concreto?

El catálogo, tal y como es youfeelm en su conjunto, es algo totalmente orgánico en el sentido de que tiene un nacimiento en el que tras recibir las peticiones y el feedback de los usuarios e interesados se establecen negociaciones con los proveedores indicados para la inclusión de títulos. A partir de ahí, sigue en crecimiento gracias a la participación de todas las partes implicadas: desde productoras y distribuidoras hasta el público que pide títulos y al que le interesan temáticas y tipos de cine muy diversos. Por lo tanto la selección se realiza teniendo en cuenta muchísimos factores como la disponibilidad de los títulos, el interés que ha mostrado el público o de los propios cineastas y creadores que se ponen en contacto con youfeelm.

El carácter participativo de youfeelm precisamente es el de obviamente también animar a cualquier creador de todo tipo de cine y material audiovisual, así como a productoras y distribuidoras, a que se unan a la experiencia junto a la comunidad y por tanto también al catálogo. Las posibilidades son muchas: desde pases individuales, a estrenos, distribución bajo demanda, etc. No pretendemos establecer barreras de entrada con requisitos, pero es cierto que la obra debe tener su certificado de calificación. No obstante, esto no debe ser un impedimento a la hora de contactarnos ya que es solucionable y el proceso puede continuar a partir de ahí.

¿Cómo os ha recibido la industria y especialmente los distribuidores y exhibidores?

Lo cierto es que no nos podemos quejar, hemos tenido una gran acogida tanto por parte de usuarios finales como de la industria audiovisual. Tanto proveedores de contenido como exhibidores, les interesa la idea. Al final, se trata de que todas las partes salgan beneficiadas y poder sumar entre todos. Por lo tanto, en la mayoría de los casos nos han recibido muy positivamente.

¿Cuáles son vuestros principales competidores? 

En una visión holística, podemos decir que competimos con cualquier otra actividad de ocio que nuestros usuarios quieran ejercer en su tiempo libre. Por supuesto que el cine en casa también es una alternativa contra la que luchamos. Y una vez lejos del sofá, competimos con el Cine Convencional, Fórums o Ciclos de Cine en Filmotecas y Festivales. Si la ciudad en cuestión cuenta con estas iniciativas, el cinéfilo accede a películas independientes y las disfruta en salas de cine. Sin embargo, en estos casos (que suelen ser puntuales a lo largo del año) el espectador sólo puede acceder a la oferta que está en cartel; una propuesta cerrada y que está sujeta a unos horarios fijos y días de exhibición determinados.

Diferente competencia serían proyecciones privadas en domicilios o locales ofreciendo más flexibilidad en cuanto a la elección del título y el horario pero que no pueden aportar la magia y el valor añadido que aporta una sala de cine. El valor de youfeelm reside en que permite al usuario decidir qué ver y cuándo (cine inédito en España, independiente y de autor, etc) pero sobre todo, cómo hacerlo: en una sala (y todas las posibilidades de personalización que ello implica) disfrutando al máximo de la experiencia cinematográfica y rodeado de una comunidad afín a sus gustos.

Afinando un poco más el tiro y yéndonos a proveedores que hagan más o menos lo mismo, existen iniciativas parecidas a nivel europeo en Gran Bretaña, Italia, Francia, Países Nórdicos, o proveedores americanos como Tugg o Gathr.us que pudieran llegar a ser una amenaza si tomaran la decisión de expandirse internacionalmente. Decir también que a nivel nacional existen otros dos proyectos (uno en Cataluña y otro en Madrid) que también realizan  proyecciones con mecánicas parecidas. pases de cine bajo demanda.

Por último, hablemos un poco de las cifras. 

Estamos muy contentos en cuanto al volumen de espectadores y eventos. De hecho, han superado nuestras expectativas durante el primer semestre de actividad en el que hemos reunido a miles de espectadores en una sala de cine. Lo mismo con los usuarios, que a lo largo de los cerca de cincuenta proyecciones que llevamos realizadas, día a día va aumentando, así como nuestra comunidad social, lo que da muestra de la buena acogida que ha tenido la idea entre el público amante del cine. Respecto a las expectativas de crecimiento, la idea es seguir creciendo, sin prisa pero sin pausa, en todos los aspectos: número de salas, de títulos, de usuarios, etc.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido