Connect with us

Producción de cine

¿Qué estrategias del Plan 2020 afectan directamente a la industria del cine?

12 de las medidas presentadas afectan de forma directa al sector cinematográfico

Published

on

La semana pasada Fernando Benzo, Secretario de Estado de Cultura, presentaba en el Congreso las 150 medidas de lo que se ha venido a llamar el “Plan Cultura 2020“, un documento que pretende ser la hoja de ruta del Gobierno en ámbito cultural para esta legislatura. En definitiva una serie de medidas que el Gobierno pretende aplicar en los próximos tres años si bien el documento no concreta fechas ni costes. Además, se echa en falta como medida a corto plazo la bajada del IVA cultural que el Gobierno del PP subió al 21% en 2012. En cualquier caso, se agradece la presentación de un plan y la voluntad de diálogo ya que el texto incorpora algunas de las propuestas que plantearon el resto de partidos políticos.

Ahora bien, el plan recoge, a lo largo de sus 75 páginas, diferentes estrategias que afectan a todos los sectores de la cultura. Algunas muy especificas como la puesta en marcha de un nuevo Plan de Fomento de la Lectura y otras más tangenciales como la creación de una Fiscalía especializada en la lucha contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual, pero ¿Qué estrategias son las que afectan más directamente a nuestro sector?

Dentro del capítulo 1, dedicado a fomentar una oferta cultural de calidad, encontramos dos estrategias que tienen que ver directamente con la industria del cine:

  • Por un lado, la “Estrategia 1.8” que buscará promover el desarrollo tecnológico y la difusión del sector cinematográfico a traves de la creación del nuevo sello “Es cine español” y el fomento de proyectos de desarrollo tecnológico en la producción y exhibición cinematográfica impulsando el uso de nuevas tecnologías.
  • Y por otro lado, la “Estrategia 1.9” que tratará de intensificar el papel de agente cultural dinamizador de la Filmoteca Española a traves de la captación de más público, la diversificación de su oferta cultural, la difusión de su labor entre los más jóvenes, la digitalización de fondos y la puesta en marcha del Plan Integral de Preservación del Patrimonio Fílmico a Largo Plazo (que incluye, entre otras medidas, la puesta en funcionamiento de un laboratorio fotoquímico).

Por otro lado en el capítulo 2, que lleva por título “Actualizar el marco jurídico de protección de la cultura”, encontramos tres estrategias que afectan de forma directa al cine:

  • Dentro de la “Estrategia 2.1” que busca mejorar la fiscalidad de la cultura encontramos el “Proyecto 2.1.3” que buscará clarificar los criterios para las deducciones fiscales a las producciones cinematográficas y series audiovisuales. Es decir, hacer el actual sistema más claro, accesible y aplicable sobre las producciones cinematográficas (sobre todo para aquellas de doble duración como son las de animación y efectos visuales).
  • También se encuentra en este capítulo la “Estrategia 2.5” que buscará atraer y facilitar la realización de rodajes en España a traves de múltiples medidas entre las que caben destacar: la creación del programa “España plató de cine” (que creará una ventanilla única de rodajes que facilite los trámites administrativos e informe sobre las ventajas que ofrece rodar en España), la firma de convenios con las Film Commissions para promover la realización de rodajes extranjeros, la potenciación de la marca “Shooting in Spain” (buscando unificar las estrategias y herramientas de promoción de los rodajes internacionales en España e integrar las iniciativas realizadas por la Secretaría de Estado de Turismo, el ICEX, el ICAA y la Spain Film Commission), la suscripción de un Acuerdo con Patrimonio del Estado para la regulación del uso de espacios públicos en los rodajes, y la creación de un agregador que agrupe los contenidos legales en España de cine y series cinematográficas para integrar toda la oferta en la plataforma europea “Agorateka”.
  • Además, la “Estrategia 2.6” fomentará una financiación sostenible y transparente para el cine a través de la modificación de la Orden de Bases reguladora de las ayudas al cine (entre otras medidas se revisarán, actualizarán y clarificarán los criterios de evaluación de proyectos) y el establecimiento de un sistema de cuotas de inversión para producción cinematográfica y audiovisual en las nuevas plataformas.

El capítulo 3 se centra en promover una alianza social por la cultura. Aquí encontramos tres estrategias especificas relacionadas con la industria cinematográfica:

  • Por un lado, la “Estrategia 3.1” que buscará dinamizar y apoyar el mecenazgo cultural a través de la aprobación de una Ley de Mecenazgo Cultural que permita incrementar la inversión privada en las actividades de interés general relacionadas con la cultura y la creación de la unidad Cultura y Mecenazgo para captar recursos y difundir el marco legal sobre mecenazgo para mejorar la financiación de la cultura.
  • Por otro lado, la “Estrategia 3.7” que tratará de mejorar la accesibilidad social al patrimonio cultural a través del desarrollo del programa “Llega al Cine” a través de la promoción de nuevas medidas que fomenten el acceso al cine de distintos públicos en núcleos rurales y urbanos pequeños, favoreciendo la distribución y la exhibición de películas en estas localidades.
  • Y finalmente la “Estrategia 3.11” que buscará fomentar el interés por la cinematografía con la educación en España a través del desarrollo del programa “Educación para el cine. Cine para la educación” y la participación en los proyectos europeos de educación y cine.

El capítulo número 4 lleva por título “Extender la cultura española más allá de nuestras fronteras” y de nuevo son dos las estrategias que afectan de forma directa al cine:

  • La “Estrategia 4.7” que tratará de consolidar la difusión del cine español en el mundo a traves de diferentes medidas como la creación de una plataforma online de películas en línea para profesionales (que permita dar a conocer nuestro cine a los programadores de festivales internacionales), el lanzamiento del programa “Aulacorto” en el extranjero, o el impulso de la participación española en programas de coproducción como “Ibermedia”.
  • Además, la “Estrategia 4.8” buscará incrementar la internacionalización de los archivos fílmicos españoles a traves de la realización de acciones conjuntas con archivos fílmicos extranjeros y la incorporación de patrimonio fílmico español en la biblioteca “Europeana” (la biblioteca digital europea, de acceso libre).

Finalmente el último capítulo, centrado en impulsar la actividad creadora, recoge las siguientes estrategias relacionadas con el cine:

  • Por un lado la “Estrategia 5.4” que busca proyectar una nueva Tabacalera incluye la creación de un Museo del Cine que sirva como espacio de exhibición para las colecciones de titularidad estatal relacionadas con la cinematografías y las artes audiovisuales.
  • Y por otro lado la “Estrategia 5.6” que buscará fomentar la creación cinematográfica y audiovisual a traves de la creación de la plataforma “Nuevos Cineastas” y la puesta en marcha de los programas “ICAA-Difusión Cortometrajes”, “ICAA-Difusión Documentales” e “ICAA-Difusión Animación” entre otras medidas.

FUENTE:

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Advertisement
2 Comments

2 Comments

  1. Enrique

    01/04/2017 at 22:04

    La estrategia 5.4 busca crear un Museo del Cine. Acaso Valladolid sede la SEMINCI y de la Cátedra de Cine, no sería el lugar idóneo para albergar este museo?

    • Rodrigo Espinel

      03/04/2017 at 01:10

      Definitivamente si. De hecho era una reclamación que se venía haciendo desde el Ayuntamiento de la ciudad desde hace años. Argumentos no les faltaban. Me parece una mala decisión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Producción de cine

¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Published

on

Las coproducciones mayoritarias ya representan el 20,4% del total del volumen de producción en Europa según el último informe presentado por el Observatorio Audiovisual Europeo relativo al periodo 2007 – 2016.

Pero ¿Qué países europeos realizan más coproducciones?

Si bien es cierto que tanto Bélgica (56%) como Luxemburgo (53%) produjeron en ese periodo más películas como coproductores mayoritarios que como productores nacionales, en términos absolutos, los principales países productores de Europa coincide también con los principales países coproductores: Francia encabeza la lista (con 566 coproducciones de 2007 a 2016), seguida por España que ya ocupa el segundo lugar (460 coproducciones), Alemania (411) y Suiza (221).

Una buena noticia para la industria del cine en nuestro país si tenemos en cuenta los buenos resultados de taquilla que acompañan a este modelo de producción. Para que te hagas una idea el 24,2% de las coproducciones europeas representan el 50,3% de la taquilla europea. Además, las coproducciones europeas generan el triple de admisiones que las películas nacionales europeas. Y por si fuera poco, hay que tener en cuenta que de promedio las coproducciones europeas circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales y que en los últimos años el número de estrenos de películas en un país que no sea el principal país de producción ha crecido un 62.9%.

CON QUIÉN COPRODUCE EUROPA

Los productores europeos buscan coproductores entre sus socios habituales y más cercanos. Si bien es cierto que a lo largo del periodo analizado en el estudio los productores europeos realizaron coproducciones con 150 países (105 como coproductor mayoritario y 142 como coproductor minoritario), la realidad es que el 60% de las veces se trataron de coproducciones realizadas con otros países europeos.

Las producciones belgas-francesas encabezan la lista de las coproducciones más habituales (con la participación de al menos un socio europeo) la siguen las coproducciones entre Reino Unido y Estados Unidos, las coproducciones entre Italia y Francia, y finalmente las coproducciones entre Francia y Alemania.

En términos de diversidad, sólo cuatro países participaron en coproducciones europeas con más de 25 países: Alemania (31), EE. UU. (30), Francia (29) y el Reino Unido (26). Además, sólo 36 de los 142 países involucrados en una producción europea como coproductor minoritario participaron en proyectos en 10 o más países durante el período 2010-2015.

Por cierto, como puedes ver en el siguiente cuadro, el número promedio de socios involucrados en una coproducción europea ha aumentado en los últimos años pasando de un promedio de 1,48 socios en 2010 a 1,65 corpoductores en 2015.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

El volumen de producción del cine europeo ha crecido un 49% en la última década

Published

on

Según el Observatorio Audiovisual Europeo, entre 2007 y 2016 se han producido más de 18.000 películas en Europa. Una cifra récord que representa un crecimiento del 49% en la última década si tenemos en cuenta que en 2017 se produjeron 1.422 largometrajes mientras que en 2016 la cifra había aumentado hasta los 2.123.

El mayor crecimiento se ha producido en el volumen de documentales realizados, que durante ese período casi se ha doblando (698 películas en 2016), mientras que la producción de ficción aumentó un 33% (1.426 películas en 2016). De hecho, los documentales han pasado de representar el 25% del total de la producción en 2007, a representar el 33% en 2016. Por cierto,  el 20,4% de las producciones realizadas en Europa son coproducciones mayoritarias.

CUESTIÓN DE CINCO PAISES

Los cinco principales países productores europeos – el Reino Unido, Francia, Alemania, España e Italia – representan el 53,6% de la producción total en los 36 países analizados. Estos mismos países también fueron los únicos con cifras de producción superiores a 1.500 películas entre 2007 y 2016. Además, los 10 principales países productores representaron el 73% de las películas filmadas entre 2007 y 2016. En el lado opuesto encontramos a un grupo de 18 países que produjeron de media menos de 25 películas al año durante ese período.

Como se puede ver en los dos gráficos circulares que te muestro más abajo, España y Turquía mejoraron su posición en la parte superior, mientras que el peso relativo de la producción británica y suiza disminuyó con el tiempo. En términos generales, la concentración en la parte superior se mantuvo igual, con los 26 países fuera de los 10 principales que representan entre el 27% y el 28% de la producción total.

Sólo cinco países indicaron un descenso en la producción entre 2007-2008 y 2015-2016: el Reino Unido, Bélgica, Noruega, Estonia y Hungría. En el lado opuesto encontramos a 10 países (fundamentalmente de Europa del Este) que duplicaron su volumen de producción durante el mismo período.

Por cierto, a nivel paneuropeo, hubo un 39% de crecimiento: 35% dentro de la UE, 60% fuera de la UE, con Rusia (40%) y, especialmente, Turquía (180%) por encima de los niveles generales promedio. A su vez, todos los principales países productores de la UE, con la excepción de España (89%) y Dinamarca (35,6%), mostraron un crecimiento por debajo de los niveles de la UE.

Fuente: Film production in Europe Production volume, co-production and worldwide circulation

Continue Reading

Producción de cine

¿Cada vez vamos más al cine en Europa?

Published

on

El número de espectadores de cine volvió a crecer en 2017 en Europa.

Según los datos que maneja MEDIA Salles de los 36 países donde las cifras ya están disponibles, el año pasado 1.328,7 millones de espectadores fueron al cine en Europa, lo que representa un aumento del 2,0% sobre los 1.302,1 de 2016.

Sin embargo este aumento no se ha dado por igual en todos los territorios. Mientras que en los 18 países de europa occidental, con un total de 881.2 millones de admisiones, revelan un descenso del 1.6%, perdiendo más de 14 millones de espectadores, en los otros 18 territorios restantes el crecimiento continúa, elevándose a un total de 447.4 millones de boletos, en comparación con los 406.4 millones en 2016, y aumentando en un 10.1%.

En cualquier caso la caída que parece emerger de las cifras globales de Europa occidental en realidad oculta tendencias bastante desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han obtenido incrementos de hasta 6% y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10%.

PIERDEN

Francia (de lejos el principal mercado del territorio) a pesar de perder alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8%), registró su tercer mejor resultado desde 1968. Pero están las cosas en Italia y Noruega. En Italia las estimaciones de MEDIA Salles reflejan un descenso de aproximadamente el 12%. Noruega, que no ha sido capaz de repetir el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), cerrando con 11,8 millones lo que supone una caída del 10,3%. También ha disminuido el número de espectadores en Austria (-1,9%), Suecia (-3%), Islandia (-3,4%) y Dinamarca (-3,8%).  En cualquier caso el mayor descenso ha sido el registrado en el pequeño mercado de Liechtenstein (-17,6%).

GANAN

Alemania, donde las entradas vendidas ascienden a 122,3 millones, ha experimentado un aumento del 1,0%, y el Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+ 1,4%), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones. También creció el número de espectadores en Holanda (+ 5,3%), que termina con 36 millones de espectadores y continúa la serie positiva de resultados que los ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa, Portugal (+ 4.4%), Irlanda (+ 2.1%) y Finlandia (3,6%).

¿Y ESPAÑA?

En cuanto a España, podemos hablar de una situación de estabilidad básica, ya que las estimaciones de MEDIA Salles apuntan a 101,2 millones de espectadores, lo que supone un ligero descenso con respecto a los 101.8 millones en 2016 (-0.6%). Una situación de estabilidad que también se ha dado en Suiza (que repite los 13,5 millones de espectadores de 2016), en Bélgica (cuyas cifras de momento son sólo estimaciones) y en Grecia (que ha cerrado el año con un aumento de sólo el 0,7%).

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido