Connect with us

Producción de TV

A los millennials les importa más bien poco quien produzca sus programas favoritos

No son capaces de reconocer que network está detrás de cada programa

Published

on

Anatomy Media acaba de publicar un estudio, realizado entre 3.100 millennials de Estados Unidos de entre 18 y 26 años, que deja patente que los jóvenes no son capaces de identificar a qué networks pertenecen los contenidos de televisión más populares. Sorprende que sólo el 65% de los millennials sea capaz de vincular las producciones originales de Netflix con la marca Netflix, sólo el 20% de los encuestados relacione correctamente a Amazon con sus contenidos originales y únicamente el 15% identifique a Hulu con sus propios programas. ¿Las cadenas y plataformas OTT no están sabiendo comunicar su catálogo correctamente o es que a los públicos más jóvenes, en verdad, ya no les importa saberlo?

Creo que más bien lo segundo. Hoy en día lo que realmente importa es el contenido, no el continente. La serie, no la cadena o la plataforma que está detrás. ¿Por qué? Pues porque hace unos años, con la televisión lineal, el unico punto de acceso a nuestros programas de televisión favoritos era la televisión de nuestro salón, un día determinado de la semana, a una hora en concreto y en una cadena específica. Pero ahora ese paradigma ha cambiado. En el mundo multiplataforma no lineal actual asociar networks y contenidos ya no es esencial para los espectador porque tenemos múltiples puntos de acceso a un mismo programa: Podemos verlo en Netflix, On Demand, en la televisión tradicional o hasta en una web de piratería gratis.

Según el estudio, los jóvenes que consumen contenidos televisivos en la televisión son, en promedio, mejores a la hora de vincular programas y cadenas que los espectadores que consumen estos contenidos en su ordenador o teléfono móvil. Y esto es preocupante ya que hoy en día el 50% de los millennials consumen contenidos televisivos exclusivamente desde su ordenador o dispositivos móviles. Y ya no solo eso, sino que además la audiencia lineal va disminuyendo año tras año.

Por eso esta falta de “conciencia de la programación” es un problema aún más grave para las plataformas como Netflix, Amazon o Hulu frente a las networks tradicionales. Porque sin el beneficio de contar con un punto de acceso en la televisión tradicional, los servicios OTT tienen menos espacio para el error en sus esfuerzos de promocionar sus contenidos. Con estas cifras sobre la mesa, plataformas como Amazon y Hulu deberían plantearse seriamente mejorar la relevancia de su marca entre los millennials a corto plazo si quieren seguir siendo competitivos a corto plazo.

Fuente:

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México.

Producción de TV

Entrevista al director de producción Salva Augustin

Published

on

¡Nueva entrevista en el podcast de APPA!

En en esta ocasión el programa conducido por Aurora Martínez entrevista al director de producción y productor ejecutivo Salva Augustín, un referente de la profesión en España quien a lo largo de su etapa como directivo en TVE asumió entre otras funciones las de Director de Planificación de Producción, Director de Programas de Ficción, Director de Producción Externa y Director de Adquisición de derechos de antena.

Continue Reading

Producción de TV

20 viñetas sobre la televisión para recordar eternamente a Forges

Published

on

Forges, posiblemente el humorista gráfico que mejor ha retratado la historia reciente de España, ha fallecido esta madrugada.

Como homenaje no se me ocurre otra cosa mejor que recordar algunas de sus viñetas más recordadas sobre la televisión.

Un grande. DEP.

Continue Reading

Producción de TV

¿Cuánto cuesta el Festival de Eurovisión?

Published

on

Se acerca la fecha de uno de los mayores certámenes de música del planeta: el Festival de Eurovisión, el espectáculo musical más caro después de la Super Bowl, que si se caracteriza por algo es, sobretodo, por su gran despliegue técnico y humano. Una producción tan espectacular como millonaria.

Pero ¿Quien paga todo esto?

Cada año el coste de la producción del Festival lo asumen entre el Gobierno del país sede, el Ayuntamiento de la ciudad donde se celebra y la televisión nacional que retransmite el evento. Por eso el dinero que se destina para el certamen varía cada año dependiendo de lo que el país que lo celebra esté dispuesto a invertir.

El presidente del Consejo de Administración del Festival de este año ha declarado en el periódico portugués O Jornal Economico que el certamen que se celebrará en Lisboa el próximo 8 de mayo será el más barato de la historia y se alejarán de las cifras de años anteriores que oscilaban entre 18 y 40 millones de Euros. También ha declarado que la calidad del festival no defraudará aunque la inversión sea menor

Demos un repaso al dinero invertido por los diferentes países sede durante los últimos años:

El certamen más barato de los últimos años fue el de 2013 celebrado en Malmö (Suecia) donde se gastaron tan solo 15 millones de euros. Por otro lado el más caro fue el de Azerbaiyán en donde se invirtieron alrededor de 100 millones de euros. Aunque hay que tener en cuenta que esta gran cifra incluía la construcción del Baku Crystal Hall, recinto donde se celebró el festival.

Después de ver estas cifras la pregunta es ¿son rentables estas inversiones para los países que acogen el festival? La respuesta es sí. Los países en los que se celebra Eurovisión reciben turistas de todo el mundo que viajan hasta allí para ver el festival. Se calcula que cada año alrededor de 30.000 personas visitan la ciudad anfitriona y consumen alojamiento, comida y ocio. También es importante la publicidad indirecta que se da a los países anfitriones que conlleva un aumento del turismo en los años posteriores. Por ejemplo Austria en 2015 gastó 21 millones de euros y la repercusión económica del festival fue de 38 millones.

¿Y España, cuánto paga para poder participar en el festival?

Sin contar los gastos de promoción del candidato español en el certamen, ni las dietas y alojamiento del equipo que le acompaña, España cada año paga una cantidad de dinero a la Unión Europea de Radiodifusión (UER) para poder participar. Nuestro país desde siempre ha sido uno de los cuatro integrantes que más dinero han aportado al festival y como recompensa España pasa directamente a la final cada año, sin riesgo a ser eliminada en la preselección. En el año 2015 España pagó a la UER un total de 396.918 euros para llevar a Edurne a Eurovisión y al año siguiente la participación de Barei se convirtió en la más cara de los últimos años con un coste de 445.235 euros. A estas alturas mucha gente se pregunta si vale la pena que España invierta tanto dinero cada año con los malos resultados que está obteniendo. ¿Qué opinas tú?

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Newsletter

Lo más leido