EN LAS REDES

Producción de cine

¿Cuánto gana un director al año? Radiografiando la realidad sociolaboral de la profesión en España

Publicado

el

DAMA, con la colaboración de la Academia de Cine, ha realizado el interesante y pionero estudio «Dirigir obras audiovisuales en España. Radiografía sociolaboral de la profesión.» (descargarlo íntegramente aquí) de la mano de Javier Carrillo, doctor en la Universidad Rey Juan Carlos, y José Antonio Gómez Yáñez, doctor en la Universidad Carlos III, en el que se detallan con cifras y datos objetivos las características del colectivo de profesionales de la dirección en nuestro país, así como las condiciones en las que desarrollan su trabajo en el escenario audiovisual actual.

El estudio detalla las condiciones económicas de una profesión en la que la intermitencia laboral propicia que existan grandes fluctuaciones de ingresos por periodos. Según el cálculo de la investigación, la media de ingresos anuales es de 42.671 euros, aunque e la estructura de ingresos profesionales del colectivo de dirección de obras audiovisuales es bastante desigual.

Si consideramos esta cifra como referencia, resulta que aproximadamente el 57% del colectivo tiene ingresos anuales por debajo de dicha cifra, mientras que alrededor del 43% la supera. Y es que un 27% de los profesionales de la dirección gana menos de 20.000 mientras que solo el 15,4% gana más de 80.000 euros al año.

Otra de las conclusiones relevantes que pone de manifiesto el informe es la acusada brecha de género que se advierte en este colectivo, en el que solo el 15% de los profesionales son mujeres. Los directores tienen unos ingresos medios de 43.936 €/año mientras que las directoras perciben una media de 33.655 €/año, es decir, un 24% menos que sus colegas masculinos. Una desigualdad que las directoras perciben como uno de los grandes problemas de la profesión, algo que, sin embargo, los directores consultados no resaltan con tanta intensidad.

El informe subraya a si mismo el hecho de que la dirección de obras audiovisuales es una profesión con mucha intermitencia laboral. Solo el 29,6% de los 638 profesionales activos cuantificados trabaja como director de forma continua a lo largo de un año entero. El 25% dedica a la profesión unos tres meses al año y el 59,3% de los encuestados compatibiliza la dirección con otras actividades (guion, producción, etc.), un 6,5% la compatibiliza con actividades ajenas al sector, y un 4,6% se dedica básicamente a actividades profesionales ajenas al sector.

El 86,1% de la muestra percibe ingresos irregulares de actividades complementarias vinculadas al audiovisual, que solo requieren dedicación ocasional. Algo más de la mitad participa en coloquios o conferencias sobre el sector (54,6%), recibe encargos ocasionales para elaborar guiones o revisarlos (50,0%) o ejerce la docencia sobre el audiovisual (35,3%). Un tercio se dedica a actividades de producción de forma profesional (34,3%).

Una inestabilidad que se ha visto acrecentada por el impacto de la pandemia del coronavirus sobre nuestra industria.

Casi la mitad ha sufrido descensos en los ingresos (44,4%) y más de la cuarta parte (27,8%) declara que sus ingresos disminuyeron más de un 30%. No obstante, hay que destacar que un 32,4% declara que sus ingresos se mantienen, probablemente por la compatibilidad de actividades profesionales que hemos expuesto en este informe, principalmente, por la dedicación profesional a otras actividades relacionadas con el audiovisual, tales como escrituras de guion, docencia, etc., y sobre las cuales la crisis de la COVID-19 ha tenido menor impacto económico. Solo un 6,5% reporta que haya tenido un incremento significativo de ingresos en estos meses.

Ingresos por derechos de autor

Los derechos de autor, reconocidos por la Ley de Propiedad Intelectual, permiten a los creadores obtener una remuneración adicional en función de la explotación comercial de su trabajo. Son un mecanismo clave para permitir la creación artística en condiciones de dignidad profesional, logrando, a través de las entidades de gestión colectiva, que los autores no queden apartados del beneficio económico que genera su obra una vez finalizada.

En referencia a las obras audiovisuales en concreto, la cuantía económica de los derechos de autor depende de varios factores, tales como el volumen de la obra de cada director, su éxito, su proyección internacional o el número de pases y reposiciones de las creaciones audiovisuales.

Casi la mitad de la muestra (43,5%) declaró que los derechos de autor suponen hasta el 5% de sus ingresos anuales. Para casi un 10% representan entre el 5 y 15% del total de ingresos. Hay un 6,5% para el que suponen más del 15% de sus ingresos anuales.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México. Desde 2018 trabajo en el departamento de producción de Morena Films (Madrid).

Publicidad
Deja un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Producción de cine

Los perfiles más demandados en la producción audiovisual española

Publicado

el

Foto: ECAM

La producción audiovisual española crecerá un 30% en los próximos cinco años, según los estudios publicados y los planes económicos previstos, y ya es evidente la falta de profesionales especializados en algunas de sus áreas más novedosas y específicas.  

Este aumento de la producción, así como la intención de seguir creciendo, se materializa en el plan propuesto por el Gobierno, centralizado en el audiovisual: el Spain Audiovisual Hub, que abarca el conjunto de actividades y servicios del sector audiovisual (cine, series, cortos, publicidad, videojuegos o animación). Este plan tiene prevista una inversión pública de 1.603 millones de euros para el periodo 2021-2025 y su meta es aumentar un 30% la producción audiovisual realizada en España en 2025. 

Y con estos datos, que demuestran un evidente crecimiento del sector audiovisual, se materializa también una situación que ya lleva meses comentándose en la industria: un 38,4% de las empresas del sector que ha realizado contrataciones en los dos últimos años, ha señalado dificultades para encontrar profesionales cualificados. 

Estos puestos que demanda la industria son muchas veces incorporaciones de figuras que no existían o que no estaban tan especializadas antes de la llegada de las plataformas a nuestro país y del aumento de rodajes de obras extranjeras en España, que han visto en España un país que les ofrece personal cualificado y una gran diversidad en localizaciones. Para hacer frente a esta necesidad de profesionales cualificados que demanda el sector para gestionar y liderar los proyectos audiovisuales del futuro, darles a las nuevas generaciones los conocimientos técnicos y financieros necesarios para desempeñar estas nuevas profesiones, tiene un papel vital la formación.  

Y ahí es donde entra en juego la ECAM, la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid, siendo un actor fundamental para adecuar los planes de formación a las competencias demandadas por la industria y apoyar la formación que las propias empresas ofrecen a sus trabajadores.  

Muestra de ello son los másteres en Producción Ejecutiva para Cine y Series, Coordinación de Posproducción y Cost Controller para proyectos audiovisuales que la ECAM ha puesto en marcha en los últimos cursos para dar cabida a esa creciente demanda del mercado audiovisual, cada día más exigente e internacional, de jóvenes profesionales cualificados.

Analizamos estas tres figuras a continuación:  

Cost Controller

El Cost Controller es un enlace fundamental entre lo que sucede en la producción a nivel económico y la empresa productora. Su función principal es llevar un correcto seguimiento y análisis de los costes en base al presupuesto elaborado por el director de producción.  

La figura del Cost Controller requiere cada vez más de una necesidad de especialización formativa.  Su figura, hace años desconocida en el panorama audiovisual español, es cada vez más importante en una producción. El alza de la profesión en las producciones ha generado esta necesidad de especialización, ya que las plataformas demandan a estos perfiles, y cada vez más, se convierte en una pieza clave durante distintas fases del proyecto.  

Coordinación de Posproducción

Con la llegada de las plataformas y el auge de estas, aparecen nuevos perfiles profesionales demandados por estas empresas. Un claro ejemplo es la figura del coordinador de posproducción. Esa figura a que, hoy en día, es vital para plataformas u otras empresas relacionadas con los servicios audiovisuales. El coordinador/a de posproducción actúa como vínculo o nexo de comunicación entre ambos mundos: producción y posproducción. 

El perfil del coordinador de posproducción ha venido marcado por la sofisticación en cuanto a los procesos de rodaje digital y los deliveries digitales. De ahí surge la necesidad de contar con una persona que tenga conocimientos técnicos, que coordine todos los procesos entre diferentes departamentos.  

Productor Ejecutivo

Es el profesional cualificado que genera, desarrolla, financia y produce una obra audiovisual. El productor debe tener y conocer las herramientas para seleccionar proyectos y desarrollarlos junto a los guionistas, para conocer los medios de financiación y explotación e identificar cuáles son los criterios para poder evaluar un proyecto en sus diferentes etapas, para llegar a producirlo. 

El aumento de la producción hace que sea imprescindible conocer el estado actual de nuestra industria:  quién es quién dentro de las cadenas, de las productoras y de las plataformas, quién  produce,  cómo  lo  hace,  qué  funciona  y  cuáles  son  las  herramientas que usan estos profesionales. 

[CONTENIDO PATROCINADO]

Sigue leyendo

Producción de cine

¿Por qué se ayuda al cine con dinero público?

Publicado

el

A diferencia de lo que ocurre con otras ayudas con las que se apoya desde la Administración Pública al resto de sectores industriales (no conozco ninguno que no reciba algún tipo de ayuda) las subvenciones a la industria cinematográfica – ya sea en forma de ayudas directas o a través de otros mecanismos como los incentivos fiscales – a menudo son puestas en entredicho por un sector de la sociedad que se niega a reconocer que  la actividad cinematográfica conforma un sector estratégico de nuestra cultura y de nuestra economía que hay que proteger.

Por eso se ayuda al cine y así lo reconoce el primer párrafo de la Ley del Cine, «su contribución al avance tecnológico, al desarrollo económico y a la creación de empleo, junto a su aportación al mantenimiento de la diversidad cultural, son elementos suficientes para que el Estado establezca las medidas necesarias para su fomento y promoción, y determine los sistemas más convenientes para la conservación del patrimonio cinematográfico y su difusión dentro y fuera de nuestras fronteras.»

La Ley hace hincapié en «el carácter industrial de la actividad cinematográfica y audiovisual y del conjunto de la acción de sus agentes de producción, distribución y exhibición» y justifica la existencia de las diferentes medidas de fomento «con el objetivo de mejorar el tejido industrial de las empresas que operan en el sector, posibilitando su fortalecimiento y facilitando el desarrollo de su actividad en un mercado abierto y competitivo.

Unas ayudas que tienen como finalidad «la consolidación y robustecimiento de la estructura empresarial, la financiación y amortización de los costes de las inversiones necesarias para el afianzamiento de un nivel continuado de producción de obras de contenidos diversos y con una calidad suficiente para garantizar su rentabilidad y sus posibilidades de acceso al público».

O dicho de otro modo, al subvencionar el cine se busca (además de reforzar nuestra identidad cultural) fortalecer nuestra economía a través de la mejora del tejido industrial de un sector estratégico porque ayudando a producir contenidos competitivos y de calidad de forma continuada se genera más riqueza para el país y más empleo.

Exactamente los mismos motivos por los que se ayuda a otros sectores como la agricultura o la automoción sin que nadie se rasgue las vestiduras.

En todos los países desarrollados el cine recibe apoyo público. De los países de nuestro entorno, destaca el caso paradigmático de Francia que en 2022 destinará 135,6 millones a ayudas directas a la producción cinematográfica frente a los 76 millones que destinará este año el Ministerio de Cultura español a través de las Ayudas Generales (56m€) y Selectivas (20m€). Pero en Hollywood tambien pasa. La mayoría de las superproducciones están subvencionadas por ejemplo través de los incentivos fiscales que ofrecen los diferentes Estados para atraer rodajes. Solo el Estado de California destina 330 millones de dólares al año a impulsar su economía a través de incentivos fiscales al cine.

Los datos demuestran que es una jugada interesante para las arcas públicas.

En el caso de California las producciones que se acogieron al Programa 2.0 (activo entre 2015 y 2020), se beneficiaron en total de una rebaja de impuestos de 915 millones de dólares lo que a su vez incentivó la economía generando 110.000 empleos, 7.700 millones de dólares en salarios, un PIB de 21,9 mil millones de dólares y una recaudación de impuestos de 961.5 millones.

Es decir, cada dólar de crédito fiscal aprobado bajo el programa Film and Tax Credit 2.0 de California retornó 1.07 dólar en impuestos y generó 16.14 dólares de PIB y 8.60 dólares en salarios.

Sigue leyendo

Producción de cine

España desembarca en el Marché du Film del Festival de Cannes

Publicado

el

Una vez más, ICAA e ICEX (Cinema from Spain) han unido esfuerzos y recursos de cara a potenciar la industria audiovisual española en el Marché du Film – probablemente el evento profesional más importante del sector a nivel mundial – que arranca el próximo martes coincidiendo con la celebración de la 75 edición del Festival de Cine de Cannes que, por cierto, ha programado dos películas con participación española: «Tourment sur les îles» de Albert Serra que compite por la Palma de Oro y «As bestas» de Rodrigo Sorogoyen que se presentará en Première.

Estos son los principales espacios donde el audiovisual español tendrá una presencia destacada:

Coproduction Night

25 profesionales españoles del sector de la producción participarán en la Coproduction Night, un evento en el que ICAA junto con ICEX colaboran con el Marché du Film 2022. Se trata de un programa para productores/as que se presenta como uno de los eventos destacados para fomentar la coproducción internacional.

Organizado por el Marché du Film – Festival de Cannes con el apoyo del ICAA-ICEX (Cinema from Spain) y la colaboración de los principales mercados de coproducción a nivel internacional, la velada tiene como propósito facilitar el networking entre profesionales con proyectos en busca de socios así como la accesibilidad y encuentro entre los representantes de los mercados y los proyectos.

El evento tendrá lugar en Cannes, de forma presencial el viernes 20 de mayo de 2022, y la lista de asistentes la integran los productores/as que forman parte de Producers’ Network, además de los que hayan participado en los mercados asociados, y que hayan sido invitados por los mismos, así como diferentes invitados/as de los partners.

Spanish Screenings

El programa de internacionalización del audiovisual español, que ha recibido un nuevo impulso este 2022 gracias a la dotación de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia, contará con espacio propio en el stand virtual y con córner en el espacio físico. Además se dará visibilidad extraordinaria a los 5 proyectos participantes en el Spain Copro del Festival de Málaga, cita en la que contaron con la mentoría de Anette Dujisin (directora de Filmin Portugal).

Just Spainted en el Stand Cinema from Spain

En el stand de Cinema from Spain en el Marché du Film (ubicación A3-A4), se dará a conocer el contenido del catálogo Just Spainted en que se recoge el cine más actual del país y se desarrollarán actividades de networking, reuniones con destacados/as profesionales de la industria así como Happy Hours.

Cinco productores españoles en el Producers’ Network

5 productores españoles participarán en el Producers’ Network: Alejandra Mora Pérez (Quatre Films Audiovisuales); Belén Sánchez Silvero (Un Capricho de Producciones); Carlo D’Ursi (Potenza Producciones); José Esteban Alenda (Solita Films) y Pedro Hernández Santos (Aquí y Allí Films).

Fantastic 7

También habrá presencia española en Fantastic 7, el acontecimiento centrado en cine de género que fomenta los talentos emergentes y los pone en contacto con posibles socios comerciales creando un espacio para el diálogo y el intercambio con el apoyo de festivales internacionales de cine de primera categoría, gracias a la participación de ‘Venus’, de Jaume Balagueró y ‘La mala madre’, de Alicia Albares.

Fantastic 7 es una iniciativa común del Marché du Film-Festival de Cannes, de Sitges-Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, del experto internacional Bernardo Bergeret, y que cuenta con el apoyo del ICAA.

Este año, dado lo excepcional de contar con dos películas españolas en este programa, el ICAA también colaborará con Fantastic Fanatics Mixer, evento de networking que reunirá el domingo por la tarde en la Plage des Palmes a los principales actores del género fantástico (directores, distribuidores, compradores y programadores de festivales especializados).

Sigue leyendo

Lo más leido