EN LAS REDES
Ad

Producción de cine

La 21 edición del Festival de Malaga refuerza su área de industria

Publicado

el

FOTO: Festival de Málaga

La 21 edición del Festival de Malaga refuerza su área de industria, recuperada el pasado año, y que ahora toma el nombre de MAFIZ (Málaga Festival Industry Zone).

Más de 430 profesionales del sector audiovisual (entre agentes de ventas, compradores, distribuidores, festivales, Film Commissions, fondos Internacionales, institutos de cine y productores), 51 países de los cinco continentes, más de 100 películas y casi 50 proyectos participan en esta nueva zona de industria que Festival de Málaga estrenará en su 21 edición del 13 al 22 de abril. Estas cifras confirman la apuesta del certamen malagueño por el sector, tanto español como iberoamericano.

Engloba un conjunto de seis eventos diseñados para fortalecer las producciones cinematográficas españolas e iberoamericanas, con el fin de promover la financiación, coproducción, distribución y venta del cine en español. Todo ello desde el apoyo e impulso al nuevo talento audiovisual iberoamericano como objetivo transversal para esta amplia área industrial.

Así, a los Spanish Screenings – Málaga de Cine (el núcleo central de MAFIZ dedicado en exclusiva al cine español), se unen ahora MAFF (Málaga Festival Fund & Coproduction Event), LatinAmerican Focus –foro bilateral de coproducción, con Brasil como país invitado-, Málaga Docs, Málaga Work in Progress y Málaga Talent.

Eventos todos ellos diseñados para crear puentes entre la industria y el talento, entre España e Iberoamérica. Así, Festival de Málaga quiere trascender de la simple muestra y exhibición de películas para, dándole impulso a su promoción y venta internacional, convertir MAFIZ en espacio de referencia y visita obligada para conocer el cine en español.

Participan un total de 102 películas y 38 proyectos en busca de coproducción, además de 51 países de los cinco continentes. De Latinoamérica hay 17 nacionalidades: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Republica Dominicana, Uruguay y Venezuela. De Europa son 22 países: Alemania, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Hungría, Israel, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Republica Checa, Rumania, Serbia, Suecia, Suiza y Turquía. Desde América del Norte, Canadá y Estados Unidos. De Oriente Próximo, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes, Líbano y Qatar. También tendremos representación del continente africano, desde Sudáfrica. De Asia, Republica de Corea, Singapur y Taiwan. Por último, desde Oceanía, Australia.

Producción de cine

Así es el nuevo Convenio Europeo sobre Coproducción Cinematográfica

Publicado

el

El Consejo de Ministros ha aprobado esta semana el Acuerdo por el que se dispone la remisión a las Cortes Generales del nuevo Convenio del Consejo de Europa sobre Coproducción Cinematográfica, y se autoriza la manifestación del consentimiento de España para obligarse por dicho Convenio.

El actual Convenio Europeo sobre Coproducción Cinematográfica, que se abrió a la firma el 2 de octubre de 1992 y entró en vigor para nuestro país el 1 de febrero de 1997 tenía como principal objetivo promover la cooperación entre las Partes con la finalidad de establecer las normas mínimas enfocadas a facilitar el desarrollo de las coproducciones cinematográficas, estableciendo un fundamento jurídico común que rigiera las relaciones multilaterales de todos los países parte en el sector cinematográfico.

Veinte años después de la adopción de este Convenio se han producido cambios en el ámbito cinematográfico europeo. A nadie se le escapa que las nuevas tecnologías han modificado las técnicas de producción, de distribución y de explotación, la financiación pública a nivel nacional y regional ha evolucionado, las ventajas fiscales se han multiplicado y se tiende a desarrollar las actividades en un ámbito internacional. Y en este contexto, se ha hecho imprescindible revisar el Convenio para hacerse cargo de los cambios operados en la industria cinematográfica y favorecer su actualización.

El nuevo Convenio – o mejor dicho el Convenio revisado – introduce el término de coproducción cinematográfica oficial en lugar de coproducción oficial europea. Ajusta las proporciones mínimas y máximas de contribuciones de cada coproductor para facilitar la participación de las coproducciones oficiales, en tanto que ofrece garantías a la autoridad nacional si desean prohibir el acceso a los regímenes nacionales de financiación de la producción, además de asegurar mejores prácticas en la aplicación del Convenio revisado.

El nuevo Convenio, que ya ha sido firmado por 35 países y ha sido ratificado por 23, una vez sea sea aprobado por el Parlamento, aplicará a las coproducciones donde todas las sociedades de producción implicadas estén establecidas en alguno de los Estados parte del mismo. En cualquier caso, la Convención de 1992 continuará aplicándose a toda producción en la que al menos una de las sociedades concernientes esté establecida solamente en un Estado parte de la Convención de 1992.

¿Cómo es?

El Convenio consta de 24 artículos, divididos en 3 capítulos, y contiene dos Anexos.

El capítulo I -Disposiciones generales- describe los fines del Convenio y su ámbito de aplicación, así como las definiciones de obra cinematográfica, coproductores, obra cinematográfica oficialmente producida y coproducción multilateral.

El artículo 2 contiene el ámbito de aplicación del Convenio: las obras que se ajusten a la definición de obra cinematográfica oficialmente coproducida. Y en el artículo 3 se define obra cinematográfica, coproductores, obra cinematográfica oficialmente coproducida y coproducción multilateral.

El Capítulo II -Normas aplicables a las coproducciones- comprende los artículos 4 al 15. Los artículos 4 y 5 hacen referencia a la asimilación a películas nacionales de las coproducciones comprendidas en el ámbito del Convenio para poder acogerse a las ventajas concedidas a las películas nacionales y las condiciones de admisión al régimen de coproducción.

El artículo 6 se refiere a la flexibilización de los porcentajes de las coproducciones, con objeto de que todos los países puedan participar en las coproducciones, aunque el presupuesto de las mismas sea más elevado.

El artículo 7 establece los derechos de los coproductores sobre la obra cinematográfica. El artículo 8 menciona la participación técnica y artística efectiva de cada coproductor. Y el artículo 9 regula las coproducciones financieras.

El artículo 10 establece el equilibrio entre los intercambios cinematográficos tanto en lo relativo a la cuantía general de las inversiones como a la participación artística y técnica en las obras cinematográficas rodadas en régimen de coproducción.

Los artículos 11 al 15 no han sufrido modificaciones respecto del Convenio de 1992 y hacen referencia a los permisos de entrada y estancia al personal técnico y artístico de las demás partes de la coproducción, así como a la obligación de las obras cinematográficas a hacer constar expresamente a los países coproductores.

El artículo 13 se refiere a los derechos de exportación y el artículo 14 establece la lengua de la versión final de la obra cinematográfica. El artículo 15 recoge la posibilidad de presentar las obras cinematográficas a festivales.

El capítulo III comprende los artículos 16 al 24 y son las Disposiciones finales: efectos del Convenio, seguimiento del mismo y modificación de sus anexos I y II. Asimismo, se refiere a la firma, la ratificación, aceptación y aprobación, la entrada en vigor, reservas, denuncias y notificaciones.

El anexo I incorpora el procedimiento de presentación de solicitudes y el Anexo II trata sobre la definición de las obras cinematográficas admisibles.

En cuanto a las repercusiones económico-presupuestarias que pueden darse por la ratificación de este Convenio por España, hay que indicar que no se va a producir ningún incremento del gasto por este motivo.

Accede a través de este enlace al Convenio (revisado) sobre Coproducción Cinematográfica

Sigue leyendo

Producción de cine

Abierta la convocatoria para la próxima edición del Foro de Coproducción Ventana CineMad

Publicado

el

Hasta el próximo 3 de septiembre permanecerán abiertas las inscripciones para presentar los proyectos participantes en la séptima edición del Foro de Coproducción Internacional Ventana CineMad, el foro de coproducción internacional organizado por AMA (Asociación Madrileña Audiovisual), con la colaboración de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid que tiene lugar anualmente desde el año 2015 con el objetivo de tejer alianzas entre los sectores audiovisuales europeos y americanos con Madrid como epicentro.

En esta ocasión en total se repartirán 52.000€ en premios entre las diferentes categorías: largometraje de ficción, series de ficción para TV, largometrajes o series de TV documental, y largometrajes o series de TV de animación. Se retoma la presencialidad de inversores internacionales, pausada en la edición de 2020 por las medidas de prevención por la covid-19, además de continuar con la modalidad online.

Además de los premios económicos, todos los proyectos seleccionados contarán con un estudio detallado y un diseño de programa personalizado que incluirá encuentros con potenciales co-productores internacionales, agencias de ventas internacionales, distribuidoras, fondos públicos y diferentes asesores nacionales e internacionales.

Podrá participar cualquier productora audiovisual con sede social en la Comunidad de Madrid cuyo proyecto se encuentre en fase avanzada de desarrollo, ya sean largometrajes o series de TV cuyo género sea ficción, documental o animación.

Consulta aquí las bases legales e inscripción de los proyectos.

Sigue leyendo

Producción de cine

¿Qué peso tiene la industria audiovisual en la economia española?

Publicado

el

Según un reciente estudio realizado por la Cámara de Comercio de España y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, el 1,1% del Valor Añadido Bruto (VAB) generado por la economía en 2018 estuvo relacionado directa o indirectamente con la industria audiovisual.

Además, en ese año, el 1% del empleo generado por la economía española dependió de forma directa o indirecta por la industria audiovisual. Unas cifras que ponen de manifiesto la importancia que ambos sectores tienen tanto en el presente como de cara al futuro, especialmente por su efecto multiplicador de la actividad y del empleo.

Y es que por cada 100 puestos de trabajo generados durante ese año en el sector, se crearon 186 empleos adicionales en otras ramas; y por cada 100 euros de producción derivados de la industria de contenidos, se generaron 102 euros adicionales en el resto de ramas de actividad económica.

En términos de productividad, el sector audiovisual por su parte, también por encima de la nacional, tuvo una productividad de 63.505 euros por ocupado en 2018 (frente a los 56.385 euros de media nacional) y en cuanto al nivel de internacionalización, el sector audiovisual exportó el 0,47% del total de las ventas al exterior de la economía española, e importó el 0,57% del total, principalmente a países de la UE.

Cifras que ponen de manifiesto el amplio margen de mejora que aún tienen las empresas del sectores en materia de internacionalización. Sin embargo, hay que destacar cómo, a pesar del reducido peso de las exportaciones del sector audiovisual en el total de la economía, un 40,2% de las empresas del sector tiene negocio exterior, aunque para el 46% de ellas, la cifra de negocio resultante representa menos del 10% de la facturación total.

En lo que respecta a su evolución en un futuro inmediato, las compañías del sector son optimistas. Anticipan un incremento de la facturación (45% de las empresas de telecomunicaciones y 40% de las del sector audiovisual), y 9 de cada diez prevé incrementar o mantener el empleo. Ello a pesar de que consideran que la “incertidumbre o imposibilidad de prever la evolución de la situación en el corto plazo” es el principal reto externo al que se enfrentan.

Dificultad para encontrar profesional cualificados

Por otro lado, el estudio también pone de manifiesto las dificultades para encontrar profesionales cualificados constituye uno de los principales obstáculos para el crecimiento de las empresas pertenecientes al sector de la industria audiovisual.

De hecho, un 38,4% de las empresas del sector que ha realizado contrataciones en los 2 últimos años, ha señalado dificultades para encontrar profesionales cualificados. ¿Los perfiles más difíciles de cubrir? Aquellos relacionados con la producción (32,6% de estas empresas), la programación (23,3%) o la creación/agregación de contenidos (22,1%).

No obstante, destaca especialmente la dificultad para encontrar perfiles relacionados con la formación técnica que aporta la Formación Profesional, como operarios y técnicos. Un 53,5% de las empresas que contrató personal en los últimos dos años señaló este tipo de perfiles.

Sigue leyendo

Lo más leido