EN LAS REDES

Producción de cine

Alternativas a las fuentes tradicionales para financiar cine

Publicado

el

En el marco del pasado Festival de Málaga, la asociación de productoras de cine independiente de España AECINE, con el apoyo de EGEDA, organizó una interesante mesa redonda para explorar nuevas posibilidades y herramientas de financiación para el cine y el audiovisual.

Un evento en el que se analizaron tanto herramientas y servicios de financiación alternativos como instrumentos financieros poco utilizados por el sector como por ejemplo el Confirming.

Una herramienta de financiación aun infrautilizada por el sector que no solo permite gestionar el pago a proveedores sino que además ofrece la posibilidad a esos proveedores de anticipar esos pagos y dependiendo de su tipología, llegado el vencimiento, permitir a la productora financiar esos pagos tal y como apuntó Amelia Calvo Hidalgo, responsable Financiación y Servicios en Banca de Empresas Madrid en Caixabank.

El Confirming ofrece ventajas a los proveedores y a los productores. «Los productores, en primer lugar, pueden olvidarse de la gestión de los pagos y dedicarse solo a la producción. Permite además negociar los plazos de pago, es muy flexible. Para los proveedores ofrece muchas ventajas como por ejemplo tener un acceso rápido al cobro, a una financiación anticipada”, subrayó Amelia Calvo.

Otra de las operaciones menos conocidas para el sector audiovisual en la que está participando Crea SGR tiene que ver con las Agrupaciones de Interés Económico (AIEs), una figura hoy por hoy crucial en España en la financiación audiovisual.

«Estamos adelantando la entrada de los inversores financieros de las AIEs de las producciones audiovisuales, porque lo habitual es que su entrada se produzca a final de año. Este siempre ha sido un hándicap para la producción audiovisual, porque el inversor fiscal siempre entra lo más tarde posible, a final de año. Lo que está haciendo Crea SGR es adelantar esta entrada de la inversión fiscal en la financiación, lo que permite al productor estar más tranquilo con su modelo de financiación”, reconoce Rafael Lambea, director general de la sociedades de garantía recíproca Crea SGR.

Otro alternativa financiera es el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que lleva casi tres décadas ayudando a financiar el cine español, y que va a ser la entidad pública encargada de gestionar los 40.000 millones del segundo tramo de los fondos europeos del Plan de Recuperación, con más de 1.600 millones de euros para el sector audiovisual.

Juana Moreno Caballero, gestora de Financiación Audiovisual del ICO, señaló que el ICO está buscando cubrir otras necesidades del sector audiovisual español en el nuevo panorama: «Queremos llegar a otro tipo de contratos que no son los de la televisión pública, para ello hemos firmado un acuerdo el año pasado con Crea SGR, para que, contando con el aval de la Sociedad de Garantía Recíproca, podamos descontar el dinero de los inversores fiscales o los contratos de Netflix, Movistar Plus+… Queremos ser una herramienta complementaria, no queremos ser competencia desleal. Creo que esta posibilidad no está siendo muy utilizada por el sector, quizá por desconocimiento”, se queja Moreno.

Por su parte, Rafael Sánchez, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de EGEDA, y director de Platino Crowdfunding fue el encargado de explicar las ventajas que ofrece la plataforma de micromecenazgo de EGEDA, Platino Crowdfunding.

«Este tipo de herramienta está dirigido proyectos más pequeños. Hasta la fecha la operación más elevada que hemos realizado es de 30.000 euros, quizá no parezca mucho, pero creemos que, entre otras cosas, puede ayudar a nuevos talentos a incorporarse al sector, porque además de la financiación en Platino Crowdfunding acompañamos los proyectos en todo el proceso con un mentoring”, explicó Sánchez.

Por su parte, Christophe Vidal, Director General Adjunto en Coficiné, contó las singularidades de una entidad financiera como Coficiné, y destacó dos tipos de riesgo en la producción cinematográfica.

«Por un lado hay un riesgo de producción propio en todo lo relacionado con lo que supone hacer una película, su rodaje, las entregas… y luego está el riesgo sobre la financiación de la película. Nosotros en Coficiné solo somos 44 personas y tenemos esa cultura desde el inicio. Queremos siempre reducir el riesgo de producción, pero el riesgo sobre la financiación a veces para nosotros es muy aceptable y no vamos a requerir a Crea SGR para un contrato con Netflix, Televisión Española o Movistar Plus+. Nuestro negocio está basado en un análisis de riesgo que dice que la morosidad es muy baja cuando las fuentes de financiación son buenas y el riesgo de producción también se ha reducido.”.

Publicidad
Deja un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más leido