EN LAS REDES

Producción de cine

3 cosas que no sabias sobre las subvenciones al cine que tanto criticas

Publicado

el

Rodaje de "Gente que viene y bah"

Ok. Me parece genial que te parezca mal que existas subvenciones al cine. Estás en tu derecho. Pero si las vas a criticar, utiliza argumentos de peso y no caigas en los clichés de siempre.

Si analizamos las bases de la última convocatoria de las «Ayudas generales para la producción de largometrajes sobre proyecto«, las más importantes de las diferentes lineas de ayudas que oferta de forma regular el Ministerio de Cultura, debes saber que…

… DA IGUAL EL GUION Y LOS ACTORES

Las ayudas al cine se basa en un sistema de puntos objetivos. Objetivos. Da igual de qué trate la película o quién la protagonice.

No te dejes engañar. No se subvenciona ninguna película porque trate de un temática que favorezca al Gobierno de turno o porque la protagonice un actor «de la ceja». Si se ayudan más películas de un tipo que de otro, o protagonizadas más por unos actores que por otros, es simplemente porque los productores creen que tratando esos temas y protagonizándolas esos actores van a conseguir hacer más dinero. Tan sencillo como eso. Pero eso al Ministerio le da igual a la hora de otorgar más puntos a un proyecto vs otro.

Estos son los verdaderos criterios que si se tienen en cuenta:

  • Carácter cultural del proyecto: hasta 3 puntos. Básicamente si la película está grabada en Español o en otra de las lenguas cooficiales de España tienes 3 puntos, si está grabada en una otras lengua de la Unión Europea, 1 punto.
  • Trayectoria del director: hasta 3 puntos. Se valora que películas anteriores del director hayan sido seleccionadas en alguno de los Festivales más importantes del mundo, que haya sido galardonado con el Premio a Mejor película en Festivales como Cannes o en galardones como los Goya, que haya sido nominado a los Premios Oscar, que al menos 2 de sus películas hayan recaudado más de 1,5 millones de euros en taquilla o que sea un director novel.
  • Solvencia de la empresa solicitante: hasta 16 puntos. Se premia que la productora que solicita la ayuda haya producido en los últimos 6 años otras películas que hayan participado en Festivales y que hayan realizado buenas cifras de taquilla e importantes cifras de ventas (a más espectadores y más ingresos demostrables, más puntos).
  • Viabilidad económica y financiera del proyecto: Hasta 41 puntos. Que ya tenga firmados contratos con un distribuidor, un agente de ventas internacional, televisiones, etc que aseguren la viabilidad económica del proyecto. Cuanto más grandes sean las cantidades reflejadas en esos contratos firmados, más puntos obtendrá la solicitud.
  • Impacto socioeconómico y de la inversión e innovación: Hasta 37 puntos. Y por ultimo se premia también un mayor porcentaje de gasto realizado o repercutido en España, el fomento de la igualdad de genero, incorporar al proyecto personas con contrato en prácticas o con discapacidad y el género de la película (si es documental, 1 punto más y si es de animación 4)

… LAS AYUDAS SOLO CUBREN UNA PARTE DEL PRESUPUESTO

No se conceden ayudas a lo loco. Los proyectos subvencionados tienen que poder demostrar su viabilidad económica y contar ya con parte del presupuesto.

Como te explicaba en el punto anterior el Ministerio por encima de todo premia la viabilidad económica de los proyectos con casi la mitad de los puntos.

Esto se traduce en que en el momento de presentar la solicitud hay que demostrar que ya se tiene garantizada una financiación de, al menos, el 35% del presupuesto que, por cierto, tiene que ser como mínimo de 1,3 millones de euros para los largometrajes de ficción.

Aunque la realidad es que según el ICAA, una película española cuesta de media 2,54 millones de euros y la mayoría de las que recibieron esta linea de ayudas el año pasado contaban con presupuestos de entre 3 y 4 millones de euros.

Así que si la mayoría de las películas que reciben estas ayudas cuesta hacerlas entre 3 y 4 millones, pero la norma dice que el importe máximo de la ayuda no puede ser superior a 1 millón de euros, es evidente que nadie vive de las subvenciones del cine español. Quítatelo de la cabeza.

Pero aunque las películas agraciadas contaran con presupuestos más ajustados tampoco podrían básicamente porque la Ley lo prohíbe.

En concreto el artículo 21 del Real Decreto 1084/2015, de 4 de diciembre que especifica que «el total de la cuantía de las ayudas a la producción no podrá superar el 50 por 100 del presupuesto de producción». Es decir, sumando todas las subvenciones que reciba una película estás no podrán sumar más del 50% de lo que cueste hacerla.

Para financiar el resto, lo normal es que los productores hagan preventas de los derechos de explotación de la película a televisiones en abierto y de cable, distribuidores nacionales, agentes de venta internacional, etc. Las lineas de ayudas (internacionales, nacionales o regionales) son una opción más a la hora de completar el plan de financiación, pero no siempre se recurre a ellas. Es el caso por ejemplo de muchas de las películas que se están produciendo para plataformas como Netflix que al no tener un estreno en salas no pueden optar a este tipo de ayudas y exploran otras vías de financiación.

… SIRVEN PARA REACTIVAR LA ECONOMÍA NACIONAL

El dinero concedido no cae en saco roto. Las bases dejan claro que al menos el 50% del presupuesto (no de la Ayuda, del presupuesto total de la película) se debe gastar en España o revertir en autores o en equipos técnicos, artísticos o de servicios españoles. Es decir, que al concederle una ayuda el Ministerio está obligando al productor a invertir a su vez en talento y empresas españolas reactivando de esta forma la economía de la industria audiovisual nacional.

Obviamente en el caso de largometrajes realizados en régimen de coproducción con empresas extranjeras, este requisito se entenderá referido al presupuesto de la participación española y quedan excluidas del cumplimiento de este requisito las coproducciones internacionales en las que la participación española sea simplemente de carácter financiero.

Además, los productores que reciben una de estas ayudas están obligados a dedicar, al menos, un 15% del presupuesto a copias, publicidad y gastos de promoción para su estreno comercial en salas de exhibición en España.

Apoyando de manera indirecta a otros sectores como el de la publicidad (agencias de marketing y de medios, medios de comunicación donde se contrata la publicidad, etc) como el de la distribución y exhibición cinematográfica (las salas de cine).

Y evitando de paso que se subvencionen proyectos que no tengan una verdadera ambición comercial y terminen quedando olvidadas en un cajón. Aunque luego, pese a ser objetivamente un buen proyecto con una viabilidad económica demostrada y realizado por una empresa con importante trayectoria puede pasar obviamente dos cosas: Que sea un super éxito como «Campeones» u «Ocho apellidos vascos» o que el producto final no sea atractivo para el público y consiga poca taquilla.

Pero el productor que consigue una de estas ayudas está obligado si o si a estrenar su película en el plazo máximo de 9 meses y en un número de salas acorde a su presupuesto (normalmente como mínimo 40 salas para películas de más de 2 millones de euros).

Y EN CUALQUIER CASO…

La industria del cine en España genera más riqueza al Estado que lo que el Estado destina a subvenciones.

Si nos fijamos por ejemplo en los datos del año 2016, los cines españoles recaudaron más de 605 millones de euros, lo que hizo recaudar por IVA al Estado 105 millones de euros. Si tenemos en cuenta que el presupuesto del Estado para cine fue de 77 millones las cuentas están claras. El Estado recaudó en concepto de IVA de entradas al cine 28 millones de euros más de lo que gastó en ayudas al cine. Y a esto hay que sumar lo recaudado a través de otros impuestos como el impuesto de sociedades, el IRPF, la cuota de autónomos o el IVA de todas las demás facturas que la industria genera.

Es cierto que de lo recaudado por las salas de cine españolas solo 109.782.568 € correspondían a películas nacionales, pero es que la industria del cine español es mucho más que las películas 100% españolas. La industria del cine en España son los exhibidores (las salas de cine españolas, proyecten lo que proyecten), las distribuidoras españolas que distribuyen cine español y también las que distribuyen cine internacional,  los productores españoles, los coproductores españoles que coproducen con otros países, las empresas de servicios que trabajan para dar soporte a los rodajes nacionales y las que lo hacen casi en exclusividad para dar soporte a los rodajes internacionales que vienen a rodar aquí.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, Master MBA y Master en Administración de Industrias Culturales. A lo largo de mi vida laboral he participado en la producción de diversos proyectos audiovisuales de televisión, publicidad, video digital y cine tanto en España como en Reino Unido, Perú y México. Desde 2018 trabajo en el departamento de producción de Morena Films (Madrid).

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. Un vecino

    31/01/2020 el 11:25

    Menudo negocio tenemos los españoles con el cine patrio. Y no solo con el cine
    Por cierto, seguro que vender biblias no se te da mal

  2. Oih

    01/02/2020 el 14:50

    Por favor, corrijan ese «contra más…». Por lo demás, interesante artículo.

  3. Channels

    03/02/2020 el 20:52

    ¿Quién me está engañando, según tú?

  4. Pablo

    31/03/2020 el 00:03

    Si una película es, no ya buena, sino al menos decente, no sólo recuperará la inversión sino que generará beneficios en taquilla. Eso es un hecho.

    Y ésta una opinión: salvo contadas excepciones, el cine español es malo. Un sumidero donde las subvenciones se desvanecen transformándose en películas que nadie paga por ver porque son basurescas.

    Y sí, las subvenciones al patético cine español están estrechamente ligadas a la política.

Dejar una respuesta

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Producción de cine

¿Qué departamentos hay en un rodaje?

Publicado

el

Originalmente publiqué este post como un hilo en mi perfil de Twitter @nacho_scav

A muchos os encanta el cine, por eso he pensado que quizá os interesaría conocer a los que lo hacen posible, los departamentos técnicos. Hoy, los #HilosSobreProducción se meten de lleno en un fregao: ¿Qué DEPARTAMENTOS hay en un RODAJE?

DIRECTOR/A: El encargado de pasar la historia del papel a la pantalla poniendo su visión al servicio del resto de departamentos.

  • «Hacemos otra por si acaso»
  • «¿Dónde está el combo? Perfecto, pues ahí va la cámara»
  • Hace gestos con las manos que nadie entiende

CÁMARA: Desde el dire de foto hasta el videoassist, todos esenciales para tomar decisiones artísticas y técnicas sobre la imagen.

  • Aman: las persianas venecianas y los días nublados
  • El carro de cámara va donde ellos quieran
  • «Nuestro camión está muy lejos»

SONIDO: Responsables de captar el sonido directo de la manera más clara posible, para que no haya problemas en postpo.

  • «¿Alguien puede callar a esos perros/sopladores de hojas/vacas?»
  • «Esperamos un momento que hay un avión»
  • «Perdón, falta un wildtrack»

PRODUCCIÓN: Primeros en llegar, últimos en irse. Proveen de todo lo necesario al resto de departamentos tanto en pre como en rodaje.

  • Siempre tiene una batería de walkie cargada para ti
  • Récord Mundial de montaje de carpas
  • «Sois unos cerdos»

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: Son claves a la hora de caracterizar al personaje, ya sea época o contemporáneo, además de mantener la continuidad en pantalla.
  • Te pueden prestar cacao
  • «¡Producción, se ha ido la luz!»
  • Psicólogos involuntarios de los actores

VESTUARIO: Diseñan y seleccionan la ropa de todos los personajes que van a salir en pantalla siguiendo criterios de color, textura, forma… para completar la caracterización.
  • «El lunes necesitamos 2 camiones»
  • «Esa camiseta hace moiré»
  • Reyes y reinas de Instagram

ARTE: Diseñan/eligen tanto los decorados como el atrezo de los personajes, velando siempre por la unidad estilística de la historia y el raccord.

  • Si quieres cualquier herramienta, la tiene
  • «¿Vas a tirar ese mueble? Dámelo»
  • «Que no toquéis el atrezo, coño»

ELÉCTRICOS: Llevan a cabo las órdenes del dire de foto, manejando todos los aparatos así como la difusión y el recorte de la luz.

  • Nevera llena de cerveza en el camión
  • Rudos por fuera, encantadores por dentro
  • «Pásame un cefe y una espada para el basti del Skypanel»

DIRECCIÓN: Manejan los tiempos basándose en el plan de rodaje. Junto con producción deciden qué se rueda, cuándo y en qué orden.

  • Asistentes involuntarios de los actores
  • «Producción, ¿podemos cortar esa calle?» *señala la Gran Vía*
  • «Hacemos un ensayo rodado»

LOCALIZACIONES: Se encargan de encontrar decorados naturales que se adapten al guion y a la visión que han consensuado el director/a y arte.

  • «¿Cómo que por aquí no entran los camiones?»
  • «No, no podéis aparcar en la reserva»
  • Máster en lidiar con funcionarios

PRODUCTOR/A: Encabeza el proyecto desde el desarrollo hasta la entrega de la copia. Toma decisiones a nivel económico y artístico.

  • «En primer lugar, gracias a la Academia…»
  • Se hipotecan para desarrollar la peli
  • Expertos en lidiar con las cadenas de tv

FX MAKE UP: Claves no sólo en producciones fantásticas sino también a la hora de recrear heridas, arrugas y demás.

  • Te pueden prestar sangre para fingir tu muerte
  • Pueden cambiar tu apariencia con prostéticos
  • Vamos, que te pueden ayudar si quieres escapar del país

MAQUINISTAS: Encargados de todo lo relacionado con movimientos de cámara. Proveen y utilizan el material destinado a sujetar, apoyar y mover la cámara, como sliders o grúas.

  • «¿Dónde se come?»
  • Sus mejores amigas: las cuñas de madera
  • «¿A qué hora es el bocata?

SPECIAL FX: Luz, fuego, destrucción. Recrean acciones peligrosas que el guion requiera para contar la historia.

  • «Necesitamos 25 botellas de butano para mañana»
  • Te dejan piedras falsas para asustar a tus amigos
  • «Esto no es nada, cuando estuve en Juego de Tronos…»

VFX: El supervisor de VFX se encarga de que lo que se rueda sirva para poder llevar a cabo una postpo sin contratiempos.

  • «No ha valido, no se han visto las marcas de track»
  • Tiene más juguetes que tu primo de 5 años
  • «Sí, podemos borrar las vías del travelling»

ESPECIALISTAS: El equipo encargado de llevar a cabo todas las acciones que puedan suponer un peligro tanto para un actor como para un técnico. Caídas, saltos, peleas, coches…

  • Están puto locos
  • «Si queréis hacemos otra, no me importa»
  • Se prenderán fuego por ti

Sigue leyendo

Producción de cine

Publicada la nueva Orden de Bases de Ayudas a la producción Audiovisual del ICAA

Publicado

el

Seguro que ya lo sabes.

Y si te dedicas a la producción de cine y todavía no estás al día de esto… ponte las pilas porque realmente te interesa.

Y es que el Boletín Oficial del Estado ha publicado esta semana la Orden Ministerial por la que se establecen las nuevas bases reguladoras de las próximas convocatorias de ayudas estatales para la producción de largometrajes y de cortometrajes que convocará próximamente el ICAA.

¿Qué hay de nuevo?

En la nueva Orden reguladora, que sustituye a la vigente de hace dos años, por un lado introducen bastantes modificaciones de carácter técnico que tratan de simplificar y unificar los procedimientos para de esta forma facilitar la comprensión, cumplimentación y tramitación de las ayudas y por otro lado refuerza la protección de determinados colectivos.

Por ejemplo, en la nueva orden se potencia la protección de los autores, mediante la exigencia de que antes del pago de la ayuda se haya abonado un porcentaje determinado del precio del guion; se aumenta el importe de la ayuda a las películas de interés cultural con dificultades a la hora de encontrar financiación; y se reservará un mínimo del 5% de la dotación de las ayudas selectivas a los proyectos en régimen de coproducción con empresas extranjeras en los que la participación española es minoritaria, además de bajar el presupuesto mínimo del proyecto a 150.000 euros para poder participar en las coproducciones internacionales con países iberoamericanos en las generales.

Además, el nuevo texto sigue apostando tanto en el fomento de la igualdad de género como en la igualdad de oportunidades y la no discriminación.

Por otro lado, la Orden Ministerial da un importante paso hacia la accesibilidad universal del cine español haciendo obligatorio, por primera vez, que las películas cinematográficas incluyan como medidas de accesibilidad universal el subtitulado especial y la audiodescripción para acceder a las ayudas generales y selectivas para la realización de largometrajes sobre proyecto.

Este requisito se une a la obligación ya existente, para acceder a las ayudas a la producción de largometrajes, de tener empleada en la empresa o incorporar al proyecto, al menos, a una persona con discapacidad con un grado igual o superior al 33 % reconocido por el organismo competente, excepto cuando se trate de proyectos de carácter documental o experimental.

Facilidades para acceder a las ayudas

En cuanto a las medidas específicas por líneas de ayudas, destacan las novedades adoptadas en las ayudas selectivas para la producción de largometrajes sobre proyecto, que cambia el sistema de convocatoria de única al sistema de convocatoria abierta así como la eliminación de las restricciones existentes al coste máximo del proyecto,

Asimismo, con el fin de agilizar el procedimiento de valoración, se establece una preevaluación objetiva, con una puntuación mínima de acceso y se elimina la obligatoriedad de aportar determinados documentos en el momento de presentar la solicitud.

En la Orden se han incorporado también una serie de medidas específicas para hacer frente al impacto económico de la COVID-19 en las empresas del sector.

Están dirigidas principalmente flexibilizar el cumplimiento de las obligaciones consistentes en acreditar el desarrollo de determinada actividad cuando esta afecte al año 2020, aumentar del 20 % al 40 % la cantidad de ayuda que podrán recibir como primer pago las empresas que resulten beneficiarias en 2020 de las ayudas generales para la producción de largometrajes sobre proyecto para aportar mayor liquidez al sector y reforzar el apoyo a la financiación de determinadas películas que hayan recibido ayudas generales o selectivas a la producción de largometrajes en el año 2019, que posean un especial valor cultural y artístico y que soliciten el certificado de nacionalidad española en los años 2020 y 2021, aumentando la intensidad máxima de las ayudas públicas que puedan recibir hasta el 75% del coste reconocido.

Puedes consultar la nueva Orden de Bases en el BOE haciendo clic aquí

Sigue leyendo

Producción de cine

Abierta la convocatoria a las ayudas del Ministerio para la organización de festivales de cine

Publicado

el

Semana Internacional de Cine de Valladolid

Esta semana se ha publicado en el BOE la convocatoria de la linea de Ayudas para la organización de festivales de cine del Ministerio de Cultura.

Unas ayudas que tienen como objetivo apoyar la organización de festivales o certámenes cinematográficos de reconocido prestigio que se celebren durante el año 2020 en España y que dediquen especial atención a la programación y difusión del cine español, comunitario, iberoamericano, así como a películas de animación, documentales y cortometrajes.

Una linea de ayudas de la que, en la convocatoria del año pasado, se beneficiaron las entidades organizadoras de eventos tan relevantes como el Festival de Sitges, El Festival de Cine Europeo de Sevilla o la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Eventos que actúan como puntos de encuentro y reunión para el sector y el público, así como focos de difusión para la cinematografía española e internacional para los que la pandemia de la COVID-19 ha supuesto un duro impacto que ha afectado fundamentalmente a las fechas previstas de realización de los mismos pero también a la propia naturaleza de los festivales, habiendo provocado la necesidad urgente de adaptar los proyectos a convocatorias cuando menos mixtas, combinando actividades presenciales y online.

Por eso en esta ocasión, como novedad, las ayudas del ICAA contemplan extraordinariamente entre los gastos considerados como subvencionables aquellos que supongan la implantación de medidas higiénico-sanitarias especiales “Anti-COVID 19”.

El crédito disponible para esta línea de ayudas es de 640.000 euros ampliables distribuido según la naturaleza jurídica del promotor del certamen, aunque en ningun caso la cuantía individual recibida podrá superar el 50% de los gastos subvencionables.

El plazo de presentación de solicitudes será el dia 21 de julio. Consulta toda la información aquí.

Sigue leyendo

Lo más leido